Robbie Williams, Aida Garifullina y un austero show retro en la apertura del Mundial

La fiesta inaugural de Rusia 2018 fue criticada en las redes sociales por lo poco moderno del artista que comandó la ceremonia.
El Canciller - Comentarios

Robbie Williams fue el presentador de la fiesta de apertura del Mundial 2018. El cantante inglés, que tuvo su pico de fama a finales de los ’90 y durante los 2000, realizó el show en el Estadio Luzhniki de Moscú en la previa del partido inaugural entre Rusia y Arabia Saudita.

Con pocos efectos audiovisuales, la presentación decepcionó a muchos espectadores que descargaron su enojo en las redes sociales criticando el espectáculo como “viejo”, “fuera de tiempo” y “válido para el mundial 2002”.

Sin embargo, el popular intérprete cantó algunos de sus clásicos, como “Let me entertain you” y “Rock DJ”, antes de realizar “Angels” junto a la soprano rusa Aida Garifullina.

La mascota del mundial, el lobo Zabivaka, también estuvo presente entre los bailarines disfrazados de pelota de fútbol.

Al finalizar el show musical, el presidente ruso, Vladimir Putin, acompañado del titular de la FIFA, Gianni Infantino, declaró inaugurada la fiesta de fútbol que se extenderá hasta el 15 de julio.

Sorprendió la elección de un cantante inglés para abrir el Mundial, cuando hace pocos meses Rusia se enfrentó diplomáticamente con el Reino Unido por el sorpresivo asesinato de un espía soviético en territorio londinense.