Rival de Macri pero enemigo de Cristina: la cumbre justicialista de Pichetto, Massa y Randazzo

El Canciller - Comentarios

En Gualeguaychú, más preocupados por mostrar la ruptura con el kirchnerismo que el contraste con el Gobierno nacional, el Partido Justicialista liderado por el senador Miguel Ángel Pichetto realizó un encuentro orgánico con legisladores de los espacios de Sergio Massa y Florencio Randazzo.

“Quienes esperaban que esto sea un acto con bombos y ruido se equivocaron, porque se trató de un encuentro de legisladores nacionales de distintas expresiones del peronismo, y que consensuó posiciones políticas para comenzar una construcción democrática, un frente que deje atrás el pasado“, expresó el senador Pichetto a La Nación.

Quienes esperaban que esto sea un acto con bombos y ruido se equivocaron

El nuevo espacio se caracteriza por su oposición a la expresidente Cristina Fernández de Kirchner. De hecho, Pichetto remarcó que el principal problema político de la Argentina es que los ex presidentes siguen siendo candidatos y no se dedican simplemente a  la asesoría.

De todos modos, la nueva construcción justicialista remarcó algunas críticas al gobierno de Mauricio Macri. “Esto está pensado como una propuesta electoral de centro, federal y democrático”, resaltó Pichetto, quien aclaró que las izquierdas tampoco integrarán el espacio.

“Esto está pensado como una propuesta electoral de centro, federal y democrático”

“Representamos a una fuerza constructiva y democrática, del centro nacional, que pueda convocar a otros sectores políticos. Con el objetivo de consolidar un capitalismo moderno que asegure el crecimiento sostenido con equidad regional y social“, sostiene el escrito presentado por el espacio.

La reunión contó con la participación de 11 senadores y 17 diputados nacionales, entre quienes se hallaban los integrantes de Argentina Federal, como Pablo Kosiner, Diego Bossio, Martín Llaryora, Juan José Bahillo, Mayda Cresto, los massistas Graciela Camaño, Marco Lavagna, José Ignacio De Mendiguren y Daniel Arroyo. Por el lado del randazzismo, participó Florencia Casamiquela.