Río Negro: copia el oficialismo la estrategia de Neuquén para evitar la victoria del kirchnerismo

El Canciller - Comentarios

El próximo domingo se disputará la gobernación de la provincia de Río Negro. Como en el caso de Neuquén, el oficialismo está tercero, sin chances, y aspira a la táctica de perder para ganar: donar algunos votos a la candidata Arabela Carreras, del partido provincial de Alberto Weretilneck, actual gobernador.

A pesar de que la Corte Suprema, con el fallo previo del Tribunal Electoral pero el voto en contra del Tribunal Superior. dio de baja la candidatura de Weretilneck, el oficialismo logró rápidamente consolidar a una candidata capaz de derrotar a Martín Soria, hijo de Carlos Soria, gobernador electo en 2011, asesinado tres semanas después de asumir por su esposa Susana Freydoz.


Martín Soria, del FPV.

Aunque varían en las cifras, las encuestas indican que Cambiemos está tercero y lejos de los otros dos candidatos. El oficialismo, que hizo una elección aceptable en 2017, cuando Macri traccionaba para arriba en las provincias, ni siquiera quiso meterse en una discusión interna entre el PRO y la UCR para elegir candidatos y Marcos Peña le cedió el lugar al radicalismo, encabezado por Lorena Matzen, que se perfila para realizar una elección similar a la de Horacio “Pechi” Quiroga en Neuquén.

En 2017, el Frente para la Victoria, encabezado por María Emilia Soria, obtuvo un amplio triunfo: se quedó con el 49,29% de los votos, dejando atrás a Lorena Matzen, que sumó el 31,97%. Sin embargo, el favorito para estos comicios vuelve a ser el partido provincial, Juntos Somos Río Negro.

El último fin de semana de campaña fue con intensa actividad para las siete fuerzas que disputarán el próximo domingo la gobernación de Río Negro. En Roca hubo una importante movilización de militantes de organizaciones sociales, para acompañar a los candidatos del Frente para la Victoria, Martín Soria y Magdalena Odarda. Por su parte, la candidata a gobernadora de Juntos Somos Río Negro, Arabela Carreras, participó en Allen de un encuentro de mujeres.


Arabela Carreras, de Juntos Somos Río Negro.

En Comallo estuvo el gobernador Alberto Weretilneck para participar de los festejos del pueblo. “Lo que más sentido tiene para mí de lo que me llevo de estos ocho años como gobernador, es el reconocimiento y el afecto de la gente”, señaló visiblemente emocionado, al dirigirse ayer a los vecinos.

Según algunos sondeos que llegaron a la gobernación, le espera una marcada victoria al oficialismo en Viedma, Cipolletti y Allen, y menores éxitos en Regina y Bariloche. El único dato preocupante para Juntos es que, luego de que la Corte le baje el pulgar a la candidatura de Weretilneck, subió abruptamente la cantidad de indecisos.


Lorena Matzen, de la UCR.

La Casa Rosada espera una victoria del oficialismo provincial para evitar así que el kirchnerismo se imponga en una provincia en la que a Cambiemos le cuesta penetrar. El Poder Ejecutivo Nacional tiene buenas relaciones con Weretilneck, que ha sido en los tres años y medio de Macri un garante de la gobernabilidad de Cambiemos.