Riesgo país, dólar e inflación: recibe el Gobierno la inoportuna visita del Fondo

El Canciller - Comentarios

De forma presencial, el Fondo Monetario Internacional volverá este lunes a realizar una misión para evaluar la evolución de la economía Argentina. Después de 14 años, la fiscalización del organismo multilateral llega en un momento inoportuno para el gobierno de Mauricio Macri: el riesgo país volvió al nivel de los peores momentos del 2015, el dólar escaló casi 4% en la última rueda y el piso de la inflación de agosto se situó en 3%.

El encargado de revisar las cuentas nacionales es el italiano Roberto Cardarelli, quien ya había anticipado que la economía argentina se recuperará recién en 2019. En su primer día, el economista se reunirá por separado con el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y con el presidente del Banco Central, Luis Caputo.


Roberto Cardarelli, doctor en economía.

A la turbulencia de las cifras económicas se suma el escándalo de los cuadernos de las coimas, la investigación que derivó salió de las anotaciones del exchofer de Roberto Baratta, Oscar Centeno, quien detalló cómo funcionaba el esquema de pago de sobornos y aportes de campaña de empresas ligadas a la obra pública y el kirchnerismo.

La causa que investiga el juez federal Claudio Bonadio, quien hoy citó a declarar a la expresidente Cristina Fernández de Kirchner, produjo una caída de las acciones argentinas de las empresas implicadas en el escándalo, que son nada menos que algunas de las principales compañías del país, como Techint y Iecsa (ahora SACDE).

Se espera, además, que los funcionarios argentinos que se reunirán con el representante del FMI le soliciten al organismo poder usar parte del préstamo de us$50 mil millones para contener las subidas del dólar ya que, en la última rueda, la divisa norteamericana escaló casi un 4% debido -en parte- a un nuevo endurecimiento del país anglosajón promovido por su presidente, Donald Trump.

Como dato positivo, Hacienda le presentará a los directivos del organismo un informe que mostrará el sobrecumplimiento de las metas fiscales en el primer semestre de este año. Los datos marcan que el primer semestre arrojó un déficit primario de 0,8 puntos del PBI, 0,3 puntos menor a la meta del organismo.

En tanto, el piso de la inflación de agosto es de 3% y el aumento de precios acumula un 19% en los primeros ocho meses del año. La letra chica del acuerdo con el FMI exige una inflación máxima de 32% para este año y todo parece indicar q ue la cifra final oscilará ese número.