Reutiliza Cristina una bala recibida: el clientelismo polítco

La expresidente acusó a Cambiemos de "compra de votos" e instó a la gente a no caer en una trampa. "Tomen el préstamo y voten a quien quieran", dijo CFK.
El Canciller - Comentarios

La expresidente Cristina Fernández de Kirchner se apropió de uno de los argumentos más pesados de la campaña de Cambiemos. La candidata por Unidad Ciudadana denunció al oficialismo de “compra de votos”. Además, reinvindicó la gestión de los 12 años kirchneristas y llamó a la gente a no hacer caso a lo que escuchan. “Tomen el préstamo y voten a quien quieran“, instó CFK.

Choripan y planes sociales. Esas eran las denuncias de Cambiemos previas a las elecciones presidenciales de 2015. Ahora, Cristina esgrime el mismo argumento para ganar las elecciones del 22 de octubre.

Cristina realizó un nuevo acto de campaña en Quilmes -tierra de Cambiemos- para intentar acortar la brecha que vaticinan las encuestas. En él, acusó al oficialismo de clientelismo político y extorsión para conseguir votos. “Me contaron que cuando alguno se enteró que veníamos a San Francisco Solano de repente aparecieron ofrecimientos de préstamo por 20.000 pesos”, dijo CFK, y agregó: “Parece que soy un fuerte estímulo para que se acuerden de la gente“.

“Me contaron que cuando alguno se enteró que veníamos San Francisco Solano de repente aparecieron ofrecimientos de préstamo por 20.000 pesos”

Además, la candidata a senadora que busca atraer los votos de Sergio Massa y Florencio Randazzo pidió la unidad de la oposición. Cristina asguró que Unidad Ciudadana es “la fuerza con mayor capacidad para ponerle un límite a este Gobierno“. En cuanto a las elecciones, llamó a fiscalizar rigurosamente porque “no hay límites, ni verguenza”.

Otro de los ejes de su discurso fue la reivindicación de la gestión kirchnerista frente a la del actual gobierno. “Cómo puede ser posible que antes nosotros pagábamos deuda, no nos endeudábamos y ustedes tenían trabajo, remedios, alimentos, computadoras, créditos para la casa, el auto y todo.  Ahora, se endeudaron en 100 mil millones de dólares y ustedes se quedan sin nada”, contrastó la expresidente.

Otras declaraciones:

“Tenemos derecho a exigir que restituyan los derechos de una Argentina donde se vivía mejor que ahora”

“Nadie quiere que le regalen nada. Lo que está pidiendo todo el país es trabajo, alimento y remedios”

“El día en que no pueda defenderlos por algo, voy a venir a contarles por qué. No voy a abandonarlos o engañarlos”