Reúne Massa a su tropa para cerrarle la puerta al PRO y ¿abrirle otra a la alianza con los Fernández?

El Canciller - Comentarios

Con miras al cierre de listas del 22 de junio, Sergio Massa reúne a su tropa en Parque Norte para elaborar un documento de políticas públicas y definir la estrategia electoral para los comicios de 2019: cerrarle la puerta a Cambiemos, pero dejarla abierta para una alianza con el kirchnerismo.

Tal como venía declarando, el líder del Frente Renovador ratificó en las últimas horas a los más cercanos que “irá por la presidencia” y ese plan hoy está dado dentro del espacio de Alternativa Federal.

Sin acuerdo para compartir el espacio junto a Roberto Lavagna, el único fundador de AF que no se reunió con Macri tendría una competencia interna mano a mano con el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey.

Sin embargo, en la cumbre massista también se definirán cuestiones de trasfondo afectadas por la cofirmación de la fórmula Ferández-Fernández. Es que la idea de los congresales renovadores es darle mandato a Massa para que pueda avanzar en alianza con otras fuerzas políticas.

Un amplio sector del Frente Renovador aspira a lograr un acuerdo con el peronismo y Unidad Ciudadana, una plataforma competitiva en la provincia de Buenos Aires a la hora de captar votos en intendencias.

Es que los tiempos apremian y en el kirchnerismo hay cada vez menos lugares disponibles para el tigrense. Además de la fórmula de los Fernández, el tándem Kicillof-Magario ya fue confirmado por la liga de intendentes y el precandidato presidencial, pero no por los protagonistas ni Cristina Fernández de Kirchner.

Otra parcela del massismo, en cambio, aspira a que el cierre del espacio quede sellado con Juan Schiaretti, Urtubey, Miguel Ángel Pichetto, Miguel Lifschitz e, incluso, el mismísimo Lavagna.