Reúne Macri a los gobernadores, el peronismo y Lorenzetti y le muestra al FMI una foto de consenso

El Canciller - Comentarios

“Es un acuerdo histórico para la Argentina”. Ésa fue la sentencia del presidente Mauricio Macri recién llegado a la Argentina. Aliviado por el acuerdo con el Fondo y la foto con Christine Lagarde, el primer mandatario tiene ahora un objetivo clave: convencer al peronismo, a los gobernadores y a la Justicia para amortiguar las críticas e intentar una agenda que impida grandes sobresaltos.

Debilitado y con una fuerte caída en su imagen, el Presidente necesita cuanto antes dar una señal de consenso y de gobernabilidad. Por eso, reunirá a los sectores clave que están tensos con la Casa Rosada para dar una señal de poder, mientras, de fondo, Hugo Moyano avanza con su cruzada personal contra Macri y pretende paralizar el país con una huelga nacional.

El consenso es una de las condiciones del Fondo, además del conocido plan de recortes de gastos y el ajuste exigido para el préstamo de 50 mil millones de dólares. ¿Qué buscará el primer mandatario? Una foto con al menos diez gobernadores, ministros provinciales, senadores y el titular de la Corte Suprema.

Se tratará de una jornada bisagra para el gobierno, que pretende acercar nuevamente a los sectores que el año anterior habían colaborado con la gestión y permitieron un 2017 sin mayores problemas. Sin embargo, este año, tanto el peronismo dialoguista como los gobernadores se alejaron del discurso de la calle Balcarce 50 con temas clave como con las tarifas, con el horizonte de las elecciones del 2019.

La presencia de Lorenzetti en el CCK junto a Macri se dará mientras su aliada de Cambiemos, Elisa Carrió, no detiene sus palos públicos al presidente del máximo tribunal argentino. También estarán presentes representantes del Senado, Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal, Gustavo Valdés (Corrientes), Gerardo Morales (Jujuy), Alfredo Cornejo (Mendoza), Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Domingo Peppo (Chaco) y Miguel Lifschitz (Santa Fe).

¿La mala para el Gobierno? Hay varios gobernadores que ya anticiparon su faltazo a la foto que Macri pretende mostrarle a Lagarde. El gobernador de La Pampa, Carlos Verna, y Juan Schiaretti, de Córdoba, se ausentarán en el encuentro en el Centro Cultural Kirchner.

En definitiva, con el objetivo de cumplir con los reclamos del Fondo, Macri ya comenzó con el operativo de convencer a legisladores, gobernadores y la Justicia de que el préstamo era la mejor opción. ¿Por qué? El Gobierno necesita el aval del Congreso para aprobar el próximo Presupuesto 2019 y, allí, claro, necesita actualizar los recortes exigidos por el FMI.