Retoma Mariu las paritarias con estatales y judiciales antes de la pulseada con Baradel

El Canciller - Comentarios

La gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal enfrenta esta semana varios frentes que tocan de lleno al presupuesto anual en el territorio de la provincia de Buenos Aires. Estatales, judiciales y docentes aparecen en la agenda de la funcionaria que deberá llegar a un acuerdo final en las respectivas negociaciones paritarias.

En este escenario, luego de los dos fallos judiciales, la gobernadora dio luz verde para calmar los ánimos y dar adelantos de cuotas salariales a estatales y docentes. Lo mismo sucederá con los judiciales después de que la Justicia ordenara avanzar y realizar encuentros entre las partes para llegar a un arreglo.

La batalla más ardua de esta semana para Vidal será con los docentes, un sector con el que no hubo casi avances desde que comenzaron las negociaciones a principio de año. La Provincia busca evitar la cláusula gatillo que quiere Baradel (titular del Suteba), aunque podría aumentar algunos puntos en el número final debido a la inflación anual que estaría cerca del 30%.

Luego de tres meses sin negociaciones y de no mediar nuevos imprevistos, el equipo de Vidal volverá a estar cara a cara con los gremios docentes para intentar acercar posiciones y evitar dilatar aún más un acuerdo que, por el momento, no tiene un horizonte alentador.

Comenzó un segundo semestre intenso para Vidal, que además de buscar llegar a un acuerdo con los gremios más pesados de la provincia deberá asumir el ajuste a pedido de Macri. Allí tanto la gobernadora como Horacio Larreta harían un “esfuerzo importante” y le darían el ejemplo al resto de los gobernadores para estar en sintonía con el recorte de gastos en cada uno de los distritos.

En definitiva, Vidal espera resolver esta semana al menos dos de las tres paritarias pendientes en su territorio para dar señales de poder y de gestión de cara a las elecciones del próximo año, mientras define un ajuste de entre 30 mil millones y 50 mil millones de pesos y enfrenta vencimientos de deuda por 80 mil millones.