Retoma La Nación su duelo contra la mafia de los taxis con otra dura editorial

El Canciller - Comentarios

La Nación volvió a cargar contra la “mafia de los taxis” y los “abusos” que cometen desde la impunidad que les garantiza la inacción del Gobierno.

En un dura editorial, celebró el golpe que la Policía de Seguridad Aeroportuaria dispuso sobre una de las “paradas” de taxis ubicada en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza: aprovechando la gran concentración de personas, sus integrantes se abusaban de los pasajeros aplicando tarifas infladas, y de otros colegas, cartelizando el servicio.

En la investigación, que incluyó diez detenciones, el secuestro de dos armas y cuadernos con anotaciones, y el decomiso de $180.000 y US$5.100, la PSA y el Ministerio de Seguridad determinaron lo que todos imaginaban: los encargados de aquella parada cobraban una comisión a otros taxistas para permitirles trabajar allí, mientras que quienes no lo hacían eran amenazados.

Sin embargo, así como no es la primera vez que detectan este comportamiento delictivo entre los taxistas, tampoco éste fue el debut de La Nación en su condena hacia un gremio ya de por sí muy cuestionado.

En noviembre del año pasado, en otra sorpresiva y fuerte editorial, el matutino salió en defensa de Uber. Luego del guiño de la Justicia de la Ciudad que ratificaba la legalidad de la aplicación, LN reclamó su regulación en terrotorio porteño al tiempo que condenó el accionar de los “taxistas caza Uber”.