Retoma Dujovne el protagonismo para llevar “tranquilidad”, pero anticipa números rojos para la inflación

El Canciller - Comentarios

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne retomó, desde la conferencia del viernes, el protagonismo para intentar calmar la tensión después de una semana compleja con subas récord del dólar y con intervenciones constantes del Banco Central.

En el programa La Cornisa, que conduce Luis Majul, Dujovne, eligió la exposición para mostrarse como el principal referente del área y llevar “tranquilidad” a los argentinos después de rumores sobre supuestos cambios en el Gabinete y luego de un mes crítico para Cambiemos arrastrado por los temas tarifas, inflación y la corrida cambiaria.

El dólar llegó el jueves a 23, 50, después la tasa de interés del BCRA subió al 40% y automáticamente la moneda norteamericana se retrotrajo a valores cercanos a los 22 pesos. “La moneda flota, puede subir o puede bajar”, explicó el titular de la cartera económica, en medio de la expectativa y las especulaciones del mercado por la apertura cambiaria.

Otra vez protagonista y con un perfil más alto en los medios, el funcionario agregó: “La gente tiene que estar tranquila. Siempre hemos tenido un BCRA que ha cuidado a los argentinos y así lo hicimos la semana pasada. Hay un fenómeno de apreciación mundial del dólar contra el resto de las monedas emergentes”.

“Si el resto de las monedas se deslizan, algo que hay deslizarla, porque si no nos atrasaríamos, eso llevaría desempleo, pérdida de competitividad”, reveló.

A su vez, apeló a un argumento que utiliza el Gobierno por estos días, apelando a la situación internacional para justificar los vaivenes del dólar en el país. “Lo que se ha movido el dólar en Argentina en el último mes es muy parecido a lo que se ha movido la moneda de Sudáfrica, el rublo ruso. Cuando empezamos a notar una presión adicional nos juntamos, coordinamos políticas para llevar tranquilidad a los mercados”, dijo Dujovne.

En varios tramos de la entrevista, casi como parte del manual de Durán Barba y Marcos Peña, Dujovne repitió la palabra “tranquilidad”. A pesar de días calientes y con incertidumbre en el mercado, la principal idea de Cambiemos es alejar la crisis que empezaba a golpear la puerta de la Casa Rosada.

“Los argentinos hemos aprendido que no hay nada más dañino que una crisis macroeconómica; si el tipo de cambio seguía subiendo y las presiones inflacionarias se venían acumulando era algo que queríamos evitar”, explicó, mientras alertó por los niveles de inflación: “En mayo va a ser más alta que la esperada, pero más baja que la de abril”.