Responde Pichetto al concierto mediático de Bonadio y rechaza el desafuero de CFK

El Canciller - Comentarios

El presidente del interbloque Argentina Federal en el Senado, Miguel Ángel Pichetto, volvió a enfatizar su contundente postura respecto a la coyuntura judicial que rodea a la exmandataria Cristina Fernández de Kirchner, acusada de ser la jefa de una asociación ilicita en la causa de los Cuadernos de las Coimas.

Ante la operación mediática -alcanzó la máxima en la tapa del diario La Nación- que postula una inminente decisión del polémico juez federal, Claudio Bonadio, de procesar con prisión preventiva a la líder de Unidad Ciudadana, Pichetto ratificó que no acompañará la solicitud de desafuero por considerarla ilegítima.

“El principio de inocencia se rompe únicamente con la sentencia definitiva”, aseveró en declaraciones a Radio Continental. Semanas atrás, el dirigente peronista había avalado los allanamientos a las propiedades de la actual senadora, aunque, finalizados, los cuestionó por las difusas formalidades en la aplicación del derecho -la Policía Federal sustrajo los bastones presidenciales y a la vez impidieron al abogado presenciar el procedimiento-.

Esta es la tercera vez en la que el rionegrino se expresa en contra del requerimiento del magistrado. Previamente, el pedido había llegado por la causa del Memorándum de Entendimiento con Irán, en la que la expresidenta enfrentará un juicio oral y público por presunto encubrimiento en la investigación del atentado a la AMIA.

Al mismo tiempo, Pichetto se mostró inquieto por los posibles efectos de un nuevo entramado de corrupción. “Me parece bien que la Justicia pueda trabajar con libertad y avanzar para determinar responsabilidades. Me preocupa como argentino fundamentalmente los efectos y consecuencias que esto tiene”, reconoció, a sabiendas de que esta causa fue uno de los ingredientes que empujaron al cóctel letal que significó para el país la última corrida cambiaria.

La nueva solicitud pergeñada por Bonadio se vincula a la declaración que efectuó el ex Secretario de Obras Públicas, José López, en carácter de imputado arrepentido. El hombre de los bolsos que desnudaron la corrupción, en General Rodríguez, confesó que muerto Néstor Kirchner, Cristina se convirtió en la heredera de la espuria trama.

A la vez, otro testimonio sustancial para elaborar la resolución es el que otorgó el financista de la familia Kirchner, Ernesto Clarens, quien colocó a la otrora jefa de Estado como la destinaria de las dádivas empresarias y la administradora de los fondos en negro con los que dichas compañías se quedaban con los contratos de obras públicas.

Así fue también como llegaron a socavar un terreno en la Patagonia en el que supuestamente el empresario Lázaro Báez guardaba dinero de la corrupción, en un inmenso contenedor. El magistrado busca que la causa, empantanada desde hace semanas, vuelva al centro de la escena con las nuevas disposiciones. Mientras tanto, las firmas involucradas recibieron una amnistía oficialista para continuar construyendo en territorio nacional.