Resignado a congelar precios, apunta Cabrales al Estado como principal formador de precios

El Canciller - Comentarios

“La Argentina es un país que piensa en dólares”, sostuvo el empresario Martín Cabrales y señaló que los productos alimentarios argentinos tienen hasta el 50% de impuestos en la composición de sus precios. En diálogo con El Cronista, el principal empresario del café del país dio a conocer su percepción del “Acuerdo de caballeros” del cual participó junto a otros 15 empresarios: “Si participo, no es porque piense que vaya a fracasar al otro día. Por mi formación, mi estructura de pensamiento, mi convicción empresarial y comercial, no creo en los controles. Pero, para la coyuntura actual, estas medidas son un paliativo, un alivio para la gente”.

El sector del café tiene una peculiaridad: la composición dolarizada del producto es su materia prima, importada. Así y todo, el dueño de la principal firma del sector –aunque se define como pyme– sostuvo que logró mantener rentabilidades durante 2018, aunque bajas.

“Los empresarios no somos formadores de precios”, sostuvo en un trayecto de la entrevista, para luego asegurar que “es el Estado” ya que, en alimentos “m{as del 50% son impuestos”. Finalmente, Cabrales sostuvo que “el Estado es el socio más importante que uno tiene: ahí está el formador de precios”

El miedo a Cristina. En un clima electoral de polarización del terror, Cabrales afirma no temer a los candidatos ya que “hay que hablar de ideas”.  Fue preguntado por el temor a un posible retorno de la ex presidente al Poder, a lo cual sostuvo que “el PRO tiene buena gente, en el peronismo están Urtubey, Lavagna, Pichetto”. A Cristina no la mencionó.

Pedidos encubiertos. Al ser preguntado por lo que considera que aún le falta a la gestión Cambiemos respecto de las demandas empresariales, Cabrales aseveró que, si bien hay “principio de ejecución” en una reforma tributaria, “lo que realmente hará que vengan capitales es una modernización laboral”. Sin embargo, mostró paciencia: “esto es como el enfermo con 40 grados, al que antes hay que bajarle la fiebre”.