Remunerativo y a cuenta de paritarias: el aumento pensado por Moroni para los privados

El monto del bono salarial rondaría entre los 5 mil y los 8 mil pesos.
El Canciller - Comentarios

El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, prepara un aumento salarial para los trabajadores del sector privado. El incremento no sería un bono sino un remunerativo entre 5 y 8 mil pesos, a cuenta de futuras paritarias.

“Queremos que los sectores que perdieron poder adquisitivo recuperen lo más que puedan”, había dicho Moroni, días atrás, en el encuentro de empresarios y sindicalistas.

Si bien la fecha aún no está firme, se cree que el anuncio llegará ni bien entrado en el 2020.  Y con el decreto firmado en enero, se cobraría en el segundo mes del año.

La cocina del decreto

Fue el propio Alberto Fernández quien ordenó decretar este aumento (y no un bono), con la premisa de “ponerle dinero a la gente” para reactivar el consumo interno.

Moroni es el encargado de la letra chica. El ministro había bosquejado que el incremento sea para todos los privados. Sin embargo, las versiones sostienen que el decreto no se superpondrá con los aumentos pendientes de gremios que hubiesen pautado con sus contrapartes empresarias ajustes en los primeros meses de 2020.

Lo que se sabe es que el aumento será remunerativo, a diferencia del último bono decretado por Mauricio Macri en tiempos de campaña electoral. Sobre el monto aún quedan dudas: el incremento podría ser de 8 mil pesos aunque también se baraja la suma de 5 mil pesos.

Los empleados de la administración pública también serán recompensados. “Esto es un piso de la negociación salarial, queda incorporado al salario. No es un bono y será remunerativo”, adelantó Moroni. No aclaró si se incluirá a los altos cargos del Estado.

Pacto social

El aumento no puede pensarse sin la foto de la semana pasada, en la que varios empresarios y los principales dirigentes sindicales asistieron a una mesa de Trabajo en Casa Rosada.

De la cumbre, en la que se firmó un documento de dos páginas orientado al consenso, participaron empresarios, gremialistas de la CGT y la CTA, dirigentes de la UIA, la Cámara Argentina de Comercio, movimientos sociales. También estuvieron presentes el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el Secretario de Planeamiento Estratégico, Gustavo Béliz. Se esperaba la presencia de referentes del agro, quienes anticiparon que no asistirían.

“Es el primer paso para la construcción del Consejo Económico Social en Argentina”, sostuvo el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo. Junto a él estuvieron el titular de la UIA, Miguel Acevedo, y de la CGT, Héctor Daer.