Reformas, Pacto Fiscal y Presupuesto 2018: supera el Gobierno la prueba final

El Canciller - Comentarios

La Cámara de Diputados cerró el año cumpliendo con todos los objetivos que le había planteado el Gobierno desde las elecciones legislativas de octubre. Tras convertir en ley una revulsiva Reforma Previsional el martes, la Cámara Baja aprobó y envió a Senadores la Reforma Tributaria, en la madrugada del miércoles, y el Presupuesto 2018, en las primeras horas del viernes.

A su vez, ya entrada la madrugada del viernes, los Diputados convirtieron en ley el Pacto Fiscal y la modificación de la ley de Responsabilidad Fiscal.

Presupuesto 2018

En otra maratónica sesión que duró más de 10 horas, el palacio legislativo fue testigo del debate que derivó en los 165 votos afirmativos, los 64 negativos y una abstención para aprobar a la Ley de Leyes, que el miércoles 27 será debatida por el Senado.

El Presupuesto 2018 presentado por el diputado del PRO y presidente de la comisión de proyecto, Luciano Laspina, contempla un crecimiento del Producto Bruto Interno del 3.5%, una inflación del 15.7% y una suba en la inversión superior al 17%.

Pacto Fiscal

Cuatro horas más tarde y con los ánimos mucho más relajados, los Diputados le dieron la sanción positiva (159 votos positivos, 55 negativos y 3 abstenciones) que restaba para convertir en ley el Pacto Fiscal y la modificación de la Responsabilidad Fiscal, ambos ya acordados previamente con -casi todos- los gobernadores.

Si bien el diputado por el Frente Renovador Marco Lavagna solicitó al miembro informante una gran cantidad de modificaciones en varios incisos de los artículos del expediente, Laspina no dió a lugar a ninguno de ellos y el Pacto Fiscal obtuvo luz verde tal y como había ingresado a la cámara.


Finalmente, ante el notorio cansancio de muchos presentes, el Presidente de la Cámara Baja, Emilio Monzó, agilizó el trámite, redujo los tiempos de discursos, solicitó insertar las disertaciones de los restantes y hasta se permitió humoradas con el cordobés Héctor Baldassi -a quien muchos le recordaron sus tiempos como árbitro de fútbol- antes de desear feliz Navidad y año nuevo, y cerrar la sesión.

Sin mayoría absoluta, el oficialismo ya cumplió sus objetivos de 2017 en la Cámara de Diputados. Ahora, solo resta hacer lo propio en el Senado, una cámara mucho más dósil, dialoguista y complaciente a los deseos de Mauricio Macri.