Reformas adentro: muestra el Gobierno un plan para reducir en un 20% los cargos políticos

Esta semana el Gobierno comenzará las reuniones con los ministros para determinar los alcances de la medida
El Canciller - Comentarios

El “reformismo permanente” que inauguró el presidente, Mauricio Macri, en el Centro Cultural Kirchner tendrá su correlación dentro de la administración pública, más precisamente en los cargos políticos. Ya concluyeron las negociaciones con los gobernadores y con los jefes sindicales, ahora le llegó el turno a la política. En busca de reducir el déficit fiscal, el  jefe de Gabinete, Marcos Peña, convocará a diferentes ministros a lo largo de la semana con un objetivo: una baja de hasta el 20%.

En toda la administración pública nacional, segmentando entre ministros, secretarios de Estado y subsecretarios, directores y coordinadores hay unos 3.000 puestos

En palabras del mismísimo Macri, el objetivo ahora es “ajustarnos el cinturón nosotros también”. Lo dijo en una reunión de gabinete ampliado. “Está entre un 15 y un 20% de cargos, atado a una reducción idéntica en la partida de salarios de la línea de jerárquicos”, sostuvo un ministro, según el diario La Nación. ¿Traducción? Una baja del sueldo para los popes de cada ministerio.

Hay un mensaje político en este movimiento del Gobierno: “austeridad y eficiencia” se busca transmitir con esta medida. Además de la reforma fiscal, laboral y tributaria, en Cambiemos quieren terminar con la “burocracia estatal”.

En toda la administración pública nacional, segmentando entre ministros, secretarios de Estado y subsecretarios, directores y coordinadores hay unos 3.000 puestos. Según los cálculos que hacen en la jefatura de Gabinete, con el recorte se eliminarían unos 450 y 600 cargos.

“Está entre un 15 y un 20% de cargos, atado a una reducción idéntica en la partida de salarios de la línea de jerárquicos”, sostuvo un ministro sobre el plan

El rediseño y mapeo del plan estará a cargo del vicejefe de Gabinete Mario Quintana, quien trabajará junto al ministro de Modernización, Andrés Ibarra. El mensaje de Peña fue claro: “mayor austeridad”.

No obstante, la medida puede generar un conflicto entre la misma tropa de Cambiemos. En el Ejecutivo hay 20 ministerios, 87 secretarías, 207 subsecretarías y 687 direcciones. La negociación será cartera por cartera, y le darán a cada ministro la elección de podar los sectores que crean más convenientes. Los 60.000 contratos temporarios, que se renuevan año a año, también estarán bajo la lupa de la Casa Rosada. ¿Los parámetros? desempeño y presentismo, aunque no se descarta que también predomine la necesidad o confianza que tiene cada ministro con su plantel.