Reforma laboral, desocupación y caída salarial: advierte la CGT un año de mucha conflictividad

El Canciller - Comentarios

La CGT espera un comienzo de año de mucha conflictividad con el Gobierno. Todavía lejos del rebote económico, el Poder Ejecutivo acentúa las transferencias destinadas a la contención social, sobre todo en la provincia de Buenos Aires. La reforma laboral se posterga para un eventual segundo mandato.

”El balance del gobierno es malo y encima no reconoce los errores”, aseguró el triunviro de la CGT, Carlos Acuña. En el mismo sentido, indicó que el camino tomado por Mauricio Macri es errado y que todo va a empeorar.

”El balance del gobierno es malo y encima no reconoce los errores”

“¿Qué reforma laboral van a hacer si cada día hay menos trabajo? Que el Gobierno se preocupe por generar empleo”, disparó el dirigente gremial en declaraciones a El Destape Radio. A pesar de las críticas de los gremialistas, el Gobierno asume como un triunfo en cierre del año sin grandes disturbios sociales.

Con el objetivo de pasar diciembre en paz, el Gobierno gira 1500 millones mensuales en planes sociales por mes al conurbano, siendo La Matanza el distrito que más recibe. La caída salarial y la escalada de la inflación del último año obliga al Poder Ejecutivo a elevar el gasto público en asistencia social para evitar el desborde.

“Estamos yendo hacia una mayor conflictividad social, la gente se está quedando sin trabajo“, remarcó Acuña. El cegetista manifestó que en las próximas elecciones acompañará a Sergio Massa y anticipó el rechazo a cualquier reforma laboral: “El Gobierno no nos hizo ninguna presentación de Reforma Laboral a la CGT, pero no vamos a aceptarla”.