Redes y territorio: sin responsabilidad de gestión, Bullrich saca ventaja en la campaña interna de la oposición

La jefa del PRO intenta surfear la ola del sector que se despegó de Juntos por el Cambio para correrse más a la derecha.
El Canciller - Comentarios

Patricia Bullrich está en modo pacman. Amplía su espectro y combina políticos, estrellas de las redes sociales y artistas para llegar con ventaja en la interna opositora por la carrera presidencial. “No comparto muchas cosas de las que él dice, pero le llega mucho a los jóvenes”, se sinceró la presidenta del PRO en una entrevista a IP Noticias sobre su reunión con “El Presto”, Eduardo Prestofilippo, un tuitero libertario al que le suspendieron la cuenta tras sus irónicos tuits contra el Gobierno por el femicidio de Úrsula Bahillo, que tiene un gran caudal de seguidores sub 18 en YouTube y es conocido por su foto con el genocida Jorge Rafael Videla.

Sin responsabilidad de gestión, Bullrich aprovecha su libro Guerra sin cuartel para recorrer el país junto a outsiders y se despega las primeras líneas de su espacio como el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, su principal contrincante dentro de la oposición. Además, no descuida la agenda: mientras el país era pura conmoción por el brutal femicidio de Úrsula en manos de un policía de la Bonaerense, la ex ministra de Seguridad “abrió hilo” para destacar las medidas contra la violencia de género que llevó adelante durante su mandato.

Sin descanso, presentó su libro en territorio de Larreta, Villa Devoto, acompañada por el bailarín que ella misma sumó a las filas del PRO, Maximiliano Guerra, y viajó a Mendoza. Se reunió con el gobernador radical Rodolfo Suárez, criticó el plan de vacunación del gobierno de Alberto Fernández y lo comparó con Chile: “Allí se abordó seriamente el problema y no se metió La Cámpora en el medio”.

Aunque 2023 está lejos y todavía nadie sabe si será escenario para ultras o moderados, la candidata de los halcones del PRO coquetea con la derecha e intenta seducir al mundo libertario, pero los candidatos de ese espacio, José Luis Espert y Javier Milei, la miran con desconfianza y todavía juegan a ir en contra tanto del kirchnerismo como de Juntos por el Cambio.

Además de recorrer todo el país, con la Ciudad de Buenos Aires incluida, la presidenta del partido que fundó Mauricio Macri sabe que quien quiera llegar a 2023 tiene que hacer pie en la provincia de Buenos Aires. Redes y territorio mediante, la politóloga jefa del PRO trabaja para hacer su desembarco en tierra del otro peso pesado de la principal coalición opositora, María Eugenia Vidal.