Recursos agotados: gana tiempo Lula en su refugio y negocia su detención mítica ante una multitud

El Canciller - Comentarios

Este sábado, la difunta esposa del ex presidente Lula da Silva hubiese cumplido 68 años. Con los recursos de apelación agotados y una orden de detención sobre él, el mandatario negoció con la Justicia una entrega heroica y sería esposado luego de asistir a la misa por su mujer. La policía adelantó que no habrá detención antes de ese plazo e insistió en el diálogo debido al masivo apoyo del ex líder del Partido de los Trabajadores.

Luego de negar el último recurso de apelación del ex mandatario, la Justicia dispuso la detención de Lula da Silva y abrió una instancia de negociación con el ex presidente, quien se refugió en el sindicato metalúrgico en el que supo ser titular rodeado de vastos sectores de la sociedad que abogan por su libertad.

El amplio repudio popular a la decisión judicial de detener a Lula le permitió ganar tiempo. Si bien las autoridades evaluaron efectuar la detención en el Sindicato Metalúrgico de Sao Bernardo do Campo, desistieron de aquella idea al considerar los disturbios y la violencia que podría emanar del operativo.

“No habrá resistencia, pero él (Lula) no irá al matadero de cabeza baja por libre y espontánea voluntad”, dijo uno de los abogados del expresidente, José Roberto Batochio. Gleisi Hoffmann, presidenta del PT, expresó: “No hay, por parte del expresidente Lula, incumplimiento de la sentencia de prisión por parte del juez Sergio Moro”. Él está aquí, en el sindicato de metalúrgicos, un lugar público. Todo el mundo sabe donde está. Y aquí permanecerá, junto a la militancia. Es importante dejar en claro que a Lula le fue dada la opción de ir a Curitiba, y el resolvió no ejercer esa opción”, añadió.

La misa en memoria de Marisa Leticia comenzará este sábado a las 9.30. Según las autoridades, la detención podría efectuarse al finalizar la conmemoración o incluso Lula podría haber ganado tiempo hasta el lunes. La Justicia pretende que el ex presidente viaje a Curitiba para entregarse y abandone su lugar actual en Río de Janeiro.

Por su parte, las masas que rodean el sindicato donde está Lula, agradecieron y felicitaron al ex mandatario por no rendirse ante las presiones judiciales y le piden que resista sin entregarse. Esta tarde, los militantes esperaban un discurso de resistencia por parte de Lula, sin embargo, el ex presidente decidió no hablar.

La detención de Lula


La justicia ya determinó las condiciones posteriores a la detención de Lula da Silva, cuya condena es de 12 años y un mes. El mandatario estará en una celda especial -en Curitiba- de apenas 15 metros cuadrados y contará con una cama, una mesa y un baño. Además, permanecerá aislado del resto de los detenidos.

El ex presidente tendrá un estricto régimen de visitas y sólo podrán ir a verlo los miércoles. Además, los únicos que podrán visitarlo serán sus familiares, mientras que el resto necesitará una orden judicial.