Recortes en el Estado y fondos provinciales: anuncia Macri en Clarín y La Nación los objetivos del ajuste

El Canciller - Comentarios

El presidente Mauricio Macri se sentó frente a los diarios de mayor tirada del país –Clarín y La Nación- y dio una entrevista en Quebec, Canadá, en el marco de la cumbre del G-7. El Presidente llegó con el pecho inflado al encuentro de jefes de Estado. El salvataje de 50 mil millones de dólares que le entregó en Fondo Monetario Internacional (FMI) lo sintió como una caricia de las grandes potencias dentro del llamado proceso de “vuelta al mundo” que encara Cambiemos.

“Esto que se ha logrado, que es algo inédito en nuestra historia en términos de apoyo mundial, en cantidad de dinero y en la flexibilidad y el acompañamiento del plan por parte de los argentinos es una oportunidad para que la Argentina consolide un camino de crecimiento y desarrollo”, así el Presidente definió el significado de la inyección de dólares que empezarán a llegar el día de la Bandera.

En el encuentro, Macri se reunió con Madame Lagarde para terminar de aceitar los últimos detalles antes de dar por finalizado el acuerdo. “Ella estaba muy entusiasmada”, dijo el ingeniero. Y agregó: “Estaba realmente fascinada por la calidad de todo el equipo de la Argentina, tanto de Hacienda como del Banco Central”. Además, contó que fueron “al Fondo para no depender de un mercado financiero tan volátil. Lo aceptaron y de ahí salió la propuesta que sorprendió al mundo entero. Y también a los argentinos, que habían sido escépticos sobre cuál iba a ser el nivel de apoyo. Es un respaldo único en la historia de la Argentina y también del Fondo”. 


Con respecto a la política local, el Presidente afinó la artillería y apuntó contra el peronismo: “Todo el mundo tiene que entender que los argentinos decidimos un cambio. No vamos a volver atrás. Tiene que quedar claro quiénes están a favor del cambio y quiénes quieren impedirlo. Y eso va a ordenar mucho las discusiones que vienen ahora, porque el futuro pasa por acá”.

“El peronismo sabe que no hay más lugar para la locura”, dijo Macri

Cuando le preguntaron por dónde pasaría las tijeras de Nicolas Dujovne, Macri no dio una definición, pero marcó el objetivo: “En el presupuesto no puede haber más privilegios, gente que no trabaja, gente que se jubila mucho antes, otros que cobran por cosas que no existen”.
En este sentido, habló sobre los futuros giros a las provincias en el presupuesto 2019. “Dejemos que el ministro de Hacienda y el jefe de Gabinete hagan su trabajo. He hablado con los gobernadores. Son conscientes de que hay muchas cosas que se han hecho mal y de que llegó el momento de ponerlas sobre la mesa”.

Al ser preguntado si se hubiese imaginado que terminaría pidiéndole un préstamo al FMI, dada la historia del país reconoció que desde que asumió escuchó “por lo menos dos docenas de veces que era el primer presidente que hacía algo en particular. Esta será una más”. En este sentido, Macri aparentó no tener miedo a encarar una campaña para una reelección en un pleno plan de ajuste y dijo que, para él, el acuerdo con el Fondo en las elecciones del año que viene impactaría “positivamente” porque están “construyendo una nueva historia”.