Recorte de deuda en más de U$S 55.000 millones: FMI y Guzmán, alineados contra los bonistas

El ministro comenzará a negociar la deuda con los acreedores la próxima semana, pero advirtió que no aceptará reducir más el gasto.
El Canciller - Comentarios

Como si hubiesen congeniado una simbiosis, este viernes el Fondo Monetario Internacional y el Gobierno nacional les reiteraron a los bonistas privados que la deuda argentina no es sustentable y deberán realizar una contribución apreciable. La entidad monetaria calculó que la Argentina deberá recortar sus pasivos en un monto superior a los U$S 55.000 millones de dólares. Guzmán calificó a la situación de dramática.

En un comunicado, el organismo multilateral alertó sobre la crítica coyuntura económica que afronta el país y señaló que el cuadro se agravó por la pandemia del coronavirus.

“Por el peso actual de la deuda será necesario un alivio substancial de los acreedores privados para restablecer la sostenibilidad con alta probabilidad“, subrayó el equipo técnico, que en el último mes viajó en dos oportunidades a la Argentina para auditar las cuentas públicas. Las estimaciones que hizo el Fondo de ese “alivio” rondan entre los U$S 55.000 millones y U$S 85.000 millones.

Guzmán llevó adelante una teleconferencia para ofrecerle a los acreedores privados, analistas y fondos de inversión las novedades sobre el desarrollo macroeconómico en medio del auge de la enfermedad en el territorio nacional. El ministro brindó los números de la economía en los últimos años y graficó, a través de distintas diapositivas, de qué manera el país puede cumplir con sus obligaciones de deuda.

“El costo de refinanciamiento debe estar en línea con los objetivos de superávit y crecimiento. Estamos viviendo tiempos de incertidumbre. El país intensificará el compromiso con los tenedores de bonos sobre la base de la transparencia y esfuerzos de buena fe, para alcanzar un proceso de colaboración para restablecer la sostenibilidad”, afirmó.

En esta línea, en su comunicado el FMI deseó que se establezca un proceso colaborativo de compromiso entre Argentina y sus acreedores privados con miras a alcanzar un acuerdo que exija una alta participación de los bonistas.

Guzmán llamó a los acreedores a comenzar la negociación de la deuda la próxima semana en el marco de “discusiones constructivas”, pero advirtió que en la Argentina no queda lugar para más reducción del gasto.

Foto NA

Por último, el equipo técnico del organismo elogió a Alberto Fernández por su manera de encabezar la crisis. “Cuidar a las personas más vulnerables en Argentina y abordar la difícil situación económica del país han estado entre las prioridades más altas del presidente Alberto Fernández desde que asumió su cargo“, cerró.

En el cierre del día, el Presidente se comunicó con Kristalina Georgieva a través de una videoconferencia que compartió con Guzmán. Allí, la directora gerente del FMI le explicó en detalle las conclusiones del análisis de sostenibilidad de la deuda pública de la misión técnica que visitó el país.