Recoge Cristina el guante de Durán Barba, plantea los “dos modelos” y va por el Frente Patriótico

El Canciller - Comentarios

La expresidenta Cristina Fernández de Kirchner aceptó el desafío de Jaime Durán Barba de cara a las elecciones del año que viene. En su discurso en el evento del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO), la senadora remarcó que “pocas veces se da, en la historia, al posibilidad de contraponer dos modelos de gobiernos con tan poco espacio de tiempo” y confirmó su intención de conformar un “frente patriótico”, con diferentes espacios, que enfrente al “neoliberalismo”, como definió al gobierno de Mauricio Macri.

En el microestadio del club Ferrocarril Oeste, que se colmó por su presencia y la de Dilma Roussef, Cristina comparó su gestión con la de Macri en términos de endeudamiento, inflación, consumo, crecimiento e industrialización, entre otros puntos, y convocó a construir una alternativa política por fuera de los conceptos de izquierda y derecha, a los que consideró “perimidos”, para ganar las elecciones de 2019.

“A tres años, el neoliberalismo ha vuelto a endeudar el país. Nadie de izquierda, derecha, abajo o arriba puede negar que nuestro gobierno fue el que más desendeudó a la Argentina”, enfatizó, y sostuvo que Cambiemos ganó las elecciones de 2015 engañando al electorado, a diferencia de lo que ocurrió con Jair Bolsonaro en Brasil: “Acá no se produjo el fenómeno de Brasil, que nadie se confunda. No hubo un contrato social de los argentinos con el neoliberalismo, no se explicitó. En Brasil se explicitó y se firmó un contrato social, nosotros Tenemos a alguien que no tiene la desinhibición de Bolsonaro”.

La líder de Unidad Ciudadana consideró, también, que el triunfo en las legislativas de 2017 fue por la división del peronismo, en una definición que podría interpretarse como un “guiño” a Florencio Randazzo. En ese sentido, llamó a construir un frente “social, cívico, patriótico” entre todos los sectores que fueron afectados o que se oponen a las políticas de Cambiemos. La escuchaban, en el público, dirigentes como Agustín Rossi, Verónica Magario, Hugo Yasky y Martín Sabbatella. También estuvieron presentes el matancero Alberto Samid, el exjuez Carlos Rozanski, la dirigente estudiantil Ofelia Fernández e Itai Hagman, entre otros.

El discurso tuvo momentos de humor, de euforia y hasta de tensión, como cuando se refirió a la discusión por el aborto legal. “No puede ser la división entre los que rezan y los que no rezan, mala división también, un lujo que no nos podemos permitir. En nuestro espacio hay pañuelos verdes pero también pañuelos celestes”, sostuvo, y recibió algunos “¡Nooo!” del público, en su enorme mayoría constituido por mujeres que portaban los primeros.

Aunque no confirmó su candidatura, fue la primera vez que mencionó, ella, la idea del Frente Patriótico, que ya se había planteado en la última reunión del Partido Justicialista y varios dirigentes habían desarrollado. No todos coinciden en que sea candidata, pero sí en que debe formar parte de ese armado porque es la que “tiene los votos” para ganarle a Macri en 2019.

El discurso completo: