Reclaman las automotrices un gesto del Gobierno para detener el sangrado de la industria

El Canciller - Comentarios

Mientras el Indec informaba que la actividad económica cayó un 1,6% en agosto, los directores de las principales automotrices le reclamaron al Gobierno un gesto que los ayude a frenar el sangrado de una industria que es víctima colateral de la recesió n.

En una reunión con el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, y su equipo, los integrantes de la Asociación de Fábricas de Automotores (ADEFA) expusieron sus preocupación ante la caída en la actividad y ventas mayoristas del sector.  

El nuevo presidente de ADEFA, Hernán VázquezCristiano Rattazzi de Fiat Chrysler, Gabriel López de Ford Argentina, Federico Ovejero de General Motors, Jorge Fernández de Honda, Marcus Cheistwer de Iveco y Gustavo Castagnino de Mercedes-Benz, entre otros, le exigieron a Sica “mecanismos” para “ minimizar el impacto de las medidas que afectan”.      

Los últimos datos publicados por la cámara que reúne a las terminales locales arrojaron que la producción automotriz experimentó en septiembre una fuerte caída del 20,6% con relación a igual período de 2017, la más alta del año, mientras las ventas mayoristas se desplomaron más del 44% en la misma comparación.    

Según el comunicado difundido por ADEFA, Vázquez destacó “la necesidad de mecanismos para minimizar el impacto de las medidas que afectan al sector”, teniendo en cuenta que su rubro “continúa alentando la mejora en el acceso de mercado de exportación y la búsqueda de nuevos destinos”.