Rechazo de la CGT a las sumas fijas del Gobierno y ¿revés en la negociación paritaria?

Los sindicalistas unificaron su postura y pidieron por la continuidad de las cláusulas gatillo.
El Canciller - Comentarios
@luis Alejandro Estamos con una economía...

En la primera reunión del año de la mesa chica de la CGT y con las negociaciones paritarias como punto central, los gremialistas analizaron la situación económica nacional y salieron a desmentir las versiones que indicaban que se suspenderían las cláusulas gatillo y el Gobierno entregaría sumas fijas por decreto.

El encuentro se extendió durante más de tres horas, en el sindicato de la Sanidad. Luego de las charlas, el primer propósito de los líderes gremiales fue echar por tierra los trascendidos que postulaban la posibilidad de que el Gobierno otorgue aumentos fijos y posponga las paritarias durante seis meses.

Te recomendamos leer

“Las paritarias van a seguir normalmente, de hecho mi sindicato va a tener una revisión en febrero próximo. Se generaron debates que no existen”, sostuvo el titular de la CGT, Héctor Daer.

En la misma sintonía se expresó el otro secretario general de la central obrera, Carlos Acuña, quien pidió que se mantengan las cláusulas de revisión en las futuras paritarias y pronosticó que su gremio (Estaciones de Servicio) las activará en el mes de marzo.

Las sumas fijas fueron un adelanto de la paritaria 2020 para los gremios más golpeados, después llegará el momento en que cada sindicato negociará de acuerdo a las condiciones propias de cada actividad”, afirmó.

Te recomendamos leer

En los primeros días del año, la Casa Rosada anunció un incremento fijo de $4.000 para los trabajadores del sector público y privado, divididos en dos partes: $3.000 en enero y $1.000 en febrero. Los sindicalistas aclararon que esos aumentos son pisos para negociar, los que luego se acoplarán con las paritarias.

Por otra parte, el titular del gremio de los Panaderos, Abel Frutos, indicó tras la reunión que mañana mantendrá un cónclave en el Ministerio de Trabajo y advirtió que “no hay indicios de que se vayan a suspender las paritarias”.