Reapertura del Congreso: entre el deseo de Alberto y el ¿freno? del Senado

El Presidente de Diputados, Sergio Massa, avanza junto a Vilma Ibarra con la redacción del proyecto para congelar los alquileres. Los interrogantes en la oposición.
El Canciller - Comentarios

El Congreso de la Nación también padece la cuarentena. Los despachos están vacíos, no hay reunión de bloques y los legisladores tampoco asisten al recinto.

Sin embargo, su reapertura podría ser inminente. Es que el propio Alberto Fernández aseguró, el miércoles, que “enviará un proyecto de ley” para congelar los precios de los alquileres por 180 días. La palabra del Presidente fue precisa: incluyó al Congreso en vez de anunciar un Decreto de Necesidad y Urgencia.

En el Parlamento hay, como casi siempre, posiciones encontradas. La más receptiva fue la de Sergio Massa, presidente de la cámara Baja, quien trabaja codo a codo con la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra, para afinar los detalles del proyecto oficialista sobre la crisis inmobiliaria en tiempos de cuarentena.

El objetivo que parte desde el líder del Frente Renovador –uno de los pilares del bloque del Frente de Todos– es que el anteproyecto sobre los alquileres se presente, el viernes, en videoconferencia con los jefes de todos los bloques.

La sesión quedaría para la semana entrante.

La modalidad de votación podría verse modificada. Con el objetivo de respetar el distanciamiento social, desde el despacio -virtual- de Massa se piensa en dos perspectivas: dividir los diputados entre presenciales y virtuales (éstos últimos aquellos que hayan sido licenciados por el coronavirus) que permitiría un mayor espacio. “O, por qué no, hacerlo en otro lugar afuera del congreso, mucho más amplio, que permita sesionar tranquilos”, resumieron a El Canciller como la otra alternativa.

Oposición

Cuando los micrófonos están encendidos, desde el bloque de Juntos por el Cambio remarcan su voluntad para asistir al Congreso, al justificar el delicado momento que atraviesa el país con la emergencia sanitaria de fondo.

“Queremos sesionar, garantizando las cuestiones sanitarias y de seguridad respectivas”, dijo Maximiliano Ferraro, jefe de bloque de la Coalición Cívica, en sintonía con las palabras de Álvaro González, del Pro, y Mario Negri, de la UCR.

Los tres jefes de bloque le agregan “peros” a su predisposición: específicamente sobre el proyecto de congelar la renta de los alquileres argumentan que podría tratarse de un DNU por encima de un proyecto de ley. También, cabe destacar, que en el propio bloque hay versiones encontradas sobre su postura frente al congelamiento, aunque aún aguardan por su presentación formal.

La modalidad de sesión es otro resguardo que plantea Juntos por el Cambio. “Ya sea una lógica virtual o semi virtual, se necesitaría cambiar el reglamento de la Cámara para que se puedan hacer esa votaciones. Sería insólito que los legisladores vayan a votar, primero, si se puede votar de forma virtual“, explicaron desde el despacho de un legislador radical con varios años en Diputados.

Te recomendamos leer

Senado

En la cámara Alta la situación es un poco más compleja. Es que las señales de reapertura de sesiones ni siquiera parten del propio bloque oficialista.

El Congreso vacío, ¿una postal que se extiende?
El Congreso vacío, ¿una postal que se extiende? Foto: Twitter

Jose Mayans, presidente del bloque del Frente de Todos, explicó que “movilizar a 257 diputados y 72 senadores sería un problema, es la mejor forma de propagar el virus”, en declaraciones al diario La Nación. Luego, para El Canciller, sus asesores ampliaron: “Para el momento que vive Argentina se justifica, claramente, la implementación de decretos de necesidad y urgencia”, indicaron.

Eso sí, la parálisis del Congreso no significa que haya frenado la rosca en la cámara Alta. Por lo bajo, algunos legisladores oficialistas deslizan que busca “un acuerdo político” con Juntos por el Cambio para brindarle mayor “legitimidad” a las medidas del Gobierno.

“Es otra manera de legislar”, argumentan.