Reaparece el caso Escobar Gaviria e investigan el destino de los millones en Argentina

"El narcotraficante Piedrahita Ceballos, heredero de Pablo Escobar, tenía un contacto en el país al que le traía todo su dinero", dijo Patricia Bullrich.
El Canciller - Comentarios

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, revivió un apellido emblemático del narcotráfico: el heredero del ex líder narco, Pablo Escobar Gaviria, José Bayron Piedrahita Ceballos, lavaba dinero en la Argentina, según se desprende de la investigación. “Eligieron la Argentina porque nadie le preguntaba el origen de los fondos”, sostuvo la ministra, en diálogo con AM 910.

Según un informe del programa La Cornisa, que conduce Luis Majul, luego del asesinato de Escobar, se encontró una herencia de al menos 170 millones de dólares en Colombia. Una parte de esa fortuna, quedó bajo la custodia de su esposa e hijo, Victoria Henao Vallejos y Juan Pablo Escobar Henao. Luego de ser rechazados en diversos países debido a sus vínculos, encontraron refugio en la Argentina, donde cambiaron de nombres  a María Isabel Santos y Sebastián Marroquín, respectivamente.

“El narcotraficante Piedrahita Ceballos, heredero de Pablo Escobar, tenía un contacto en la Argentina al que le traía todo su dinero”, dijo Patricia Bullrich

“El narcotraficante Piedrahita Ceballos, heredero de Pablo Escobar, tenía un contacto en la Argentina al que le traía todo su dinero que era blanqueado en nuestro país como si este fuera un gran paraíso del narcotráfico”, sostuvo la funcionaria.

La investigación

Se llevó a cabo un equipo interdisciplinario de fuerzas. Intervino la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), la Justicia y otros organismos. Se realizaron diversos allanamientos en Colombia,  y se llegó al heredero de Escobar Gaviria. “Cuando se le dice de los allanamientos que ocurrían en la Argentina, se dió cuenta que iba a caer, entonces entendió que era el derrumbe de sus narco negocios”, aseguró Bullrich.

La mandamás de Seguridad aprovechó para criticar al gobierno anterior: “Eligieron la Argentina porque nadie le preguntaba el origen de los fondos. Hubo mucha gente que aprovechó el blanqueo en el 2010. La UIF no trabajaba como debía, una AFIP que no controlaba hizo que la Argentina fuera un país fácil para el lavado de dinero del narcotráfico”.