Reaparece “Bebote” y juega su carta más pesada para acercar a Moyano a la cárcel

El Canciller - Comentarios

Pablo “Bebote” Álvarez llegó a Quilmes para una cita que nada tiene que ver con el fútbol. Esta vez, se sentó ante un juez y sólo podrá decir la verdad en una causa que involucra a Hugo Moyano, a Pablo y a parte de la cúpula directiva de Independiente.

El expediente en el que es escuchado como testigo Bebote empezó, justamente, por sus dichos en la causa que lo tiene preso por amenazas a Ariel Holan y por formar parte de una asociación ilícita. Cuando habló allí, fue en indagatoria, por lo que no tenía la obligación de decir la verdad.

Ahora que está frente al juez federal de Quilmes Luis Armella la situación es diferente. Los testigos están obligados a decir la verdad. De lo contrario, pueden ser acusados de un delito. Bebote jugará también con la posibilidad de que, si sus dichos se comprueban, puede salir antes de la cárcel.

Hugo y Pablo Moyano están imputados por formar una banda en el club para lavar dinero

En realidad, hasta se especuló con la posibilidad de que fuera un “arrepentido” pero en el sistema judicial de la Provincia de BuenosAires eso no está especulado.

Hugo y Pablo Moyano están imputados por la sospecha de que podrían haber montado una estructura dentro del club para “cometer delitos y lavar dinero”. Es por esto que la fiscal Silvia Cavallo le pidió al juez varias medidas para determinar si hubo o no giros de dinero desde el club hacia sociedades vinculadas con el entorno del camionero.