Reactivar Vaca Muerta, la misión principal de Alberto (y de Nielsen)

Además habrá una reunión con representantes del sector petrolero en el Ministerio de Trabajo para evaluar la reincorporación de más de 1.600 trabajadores.
El Canciller - Comentarios

Este lunes, los representantes del Gobierno Nacional se sentarán una vez más con empresarios petroleros y gremios del sector, para frenar las posibles medidas de fuerza que podrían sucederse en Vaca Muerta ante los más de 1.600 trabajadores afectados. Además, se enviará un proyecto de ley para el rubro de hidrocarburos para “incentivar las inversiones en Vaca Muerta”, como había prometido Alberto Fernández el jueves pasado.

El envío del proyecto será durante el período de sesiones extraordinarias en el Congreso y en ese contexto buscarán retomar el contacto con empresas y gremios. La reunión de esta tarde será en el Ministerio de Trabajo que conduce Claudio Moroni. El titular deberá analizar los reclamos sindicales por la reincorporación de despedidos y la anulación de suspensiones.

Te recomendamos leer

Durante noviembre de 2019 hubo 600 despidos y más de 1.000 trabajadores suspendidos. Los sindicatos aseguran que evalúan la posibilidad de poner en marcha un plan que podría paralizar la actividad. De hecho, el líder del gremio petrolero en Neuquén, Guillermo Pereyra había asegurado que “si el día 28, cuando termine la conciliación voluntaria, hay despidos, se terminó la paz social”.

En este aspecto, Pereyra buscará el 23 de enero realizar una asamblea en la ciudad capital de la provincia donde espera juntar a más de 20.000 petroleros. La convocatoria llegó a oídos del gobernador Omar Gutiérrez que convocó a los legisladores a que apoyen la propuesta.

En este sentido, también piden una nueva reducción de las retenciones al petróleo. La Ley de Emergencia Económica permitió al Poder Ejecutivo bajar los impuestos del 12% al 8% como una de las primeras medidas al asumir la presidencia. Cuando las empresas incrementes los niveles de producción, los referentes del rubro pretenden que se reduzca al 5%.

Además, con los precios de naftas congelados Fernández le había pedido a Guillermo Nielsen, presidente de YPF,  que formule una propuesta que el Gobierno pueda evaluar.