Ramos Padilla, el “teatro” de Cristina y la analogía con Nisman: la defensa de Morales Solá a Stornelli

El Canciller - Comentarios

Las declaraciones del juez federal Alejo Ramos Padilla en la comisión de Libertad de Prensa del Congreso puso en jaque, o al menos le propició un tropezón, a la causa de los cuadernos de las coimas, expediente madre de la corrupción argentina durante los años kirchneristas que llevan adelante el juez federal Claudio Bonadio y el fiscal federal Carlos Stornelli. La presentación de Ramos Padilla derivó en un pedido de juicio político iniciado por funcionarios de Cambiemos. Juicio político que celebró el editorialista de La Nación, Joaquín Morales Solá, quien cree que todos los movimientos del juez son una maniobra del kirchnerismo para desacreditar una causa que golpeó duro a Cristina Kirchner en las encuestas.


Juez federal Alejo Ramos Padilla

En primer término, Morales Solá defendió nuevamente al fiscal Stornelli, cuya legitimidad fue puesta en duda en las declaraciones de Ramos Padilla. Para el editorialista, los únicos argumentos en contra del fiscal de la causa de los cuadernos salen de las declaraciones del presunto abogado Marcelo D’Alessio, un extorsionador que logró engañar a periodistas, funcionarios judiciales y otros agentes del poder político. Según Morales Solá, lo único que realmente se sabe D’Alessio es que fue funcionario kirchnerista, algo que se desprende de su currículum vitae, que consigna que trabajó en el Enarsa cuando CFK era presidenta.


Joaquín Morales Solá, editorialista de La Nación.

Para el columnista dominical, la intención del kirchnerismo, que para él se escuda detrás de Ramos Padilla, es perjudicar la labor de Stornelli. En ese sentido, Morales Solá traza un paralelismo entre Stornelli y el fiscal Alberto Nisman, que apareció muerto en un departamento de Puerto Madero un día antes de presentar un expediente contra Cristina Kirchner (la carátula de la causa, aún abierta, señala que Nisman fue asesinado).

Morales Solá advierte, además, que la líder de Unidad Ciudadana sigue teniendo “privilegios propios de los que integran una casta superior”. “La Justicia le permitió viajar al exterior a pesar de que tiene dos pedidos de prisión preventiva, uno de ellos confirmado por la Corte Suprema cuando este tribunal se negó a tratar una apelación de la expresidenta. No está en prisión solo porque la protegen los fueros. No hay muchos casos en la historia (si es que hay otros) en los que un procesado con prisión preventiva haya sido autorizado a salir del país”, subraya el columnista.


Florencia y Cristina Kirchner.

También afirma que Florencia, la hija de la expresidenta que actualmente se encuentra en Cuba para realizarse un tratamiento médico, es la que está en peor situación judicial entre los miembros de la exfamilia presidencial, ya que a diferencia de su madre y su hermano, es la única que no tiene fueros. “Es probable, como dice su madre, que esté atravesando por un exceso de estrés, pero fueron sus padres los que la expusieron cuando la nombraron en el directorio de empresas creadas para lavar dinero. Su madre le entregó casi cinco millones de dólares que Florencia Kirchner guardó en una caja de seguridad de un banco hasta que la Justicia los encontró”, explica.

En el video que publicó en sus redes sociales, Cristina señala que su hija es víctima de una persecución judicial producto de ser hija de Néstor y Cristina Kirchner. El argumento hace alusión a la herencia que Florencia recibió cuando su padre murió, pero Morales Solá no suscribe a las palabras de la expresidenta: “No son Bonadio ni Macri los responsables de las desventuras de Florencia Kirchner y mucho menos de que esta haya sido expuesta en las redes sociales como lo fue. Esto lo hizo su madre en un acto tan político como teatral”.