Rajoy, destituido en España: la corrupción, una alianza opositora y la chance de Pedro Sánchez

El Canciller - Comentarios

En España y en el mundo estaban todos los ojos puestos en una votación que podía significar el fin de una era en España. Se trata del primer presidente destituido por el Congreso de ese país y, a su vez, la primera vez que los partidos opositores (izquierda y socialistas, entre otros) se unen para remover de su cargo a Mariano Rajoy.

La corrupción en su gobierno fue el detonante de la decisión de los legisladores y consiguieron los 180 votos para aprobar la “moción de censura” e impedir que el ahora ex mandatario continuara al frente de España. Una decisión que recorre todos los portales del planeta.

“Fue un honor ser presidente del Gobierno de España. Ha sido un honor dejar una España mejor de la que encontré. Ojalá mi sustituto pueda decir lo mismo en su día, se lo deseo por el bien de España”, aseguró Rajoy en su despedida del gobierno.

Pedro Sánchez, nuevo presidente

El líder socialista español Pedro Sánchez se quedó con la presidencia del gobierno español ante la destitución de Rajoy, sacudido por los casos de corrupción en su Partido Popular (PP) que ha derivado en 351 años de prisión repartidos entre decenas de acusados.

Sánchez, secretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), se convirtió en el primer jefe de gobierno español sin ser diputado ni haber conseguido el sillón presidencial a través de los comicios. Sin embargo, contó con el apoyo de todos los sectores independientes para ocupar ese lugar.

El silencio de Macri

En su objetivo de conseguir la “vuelta al mundo”, el presidente argentino recibió el 10 de abril de este año a Rajoy, por entonces un par estratégico de Mauricio Macri en Europa. Los mandatarios revelaron sus coincidencias ideológicas para enfrentar una crisis que golpeaba a todo el mundo.

“Me alegra que compartamos la visión de que este acuerdo entre Mercosur y Unión Europea es una gran oportunidad para ambos: nunca estuvimos tan cerca y esta vez la tenemos que hacer realidad”, decía Macri, aunque la suerte no estuvo del lado del ex presidente español.

Por estas horas el gobierno argentino no hizo mención a la destitución de Rajoy en España. A pesar de la buena relación revelada hace poco más de dos meses, es probable que no haya un comunicado oficial sobre la decisión del parlamento del país europeo.