Rafael Brigo, el nuevo secretario de Finanzas: docente, asesor y con carrera en el Banco Provincia

Se formalizó su designación en reemplazo de Mariano Sardi, quien tuvo que dejar su cargo por motivos de salud. Hasta ahora, Brigo se desempeñaba como titular de la Unidad de Apoyo a la Sostenibilidad de la Deuda Pública Provincial.
El Canciller - Comentarios

El Gobierno oficializó este miércoles la designación de Rafael Ignacio Brigo como secretario de Finanzas, en reemplazo de Mariano Sardi, quien tuvo que dejar su cargo por motivos de salud. Brigo ya formaba parte del equipo del ministro de Economía, Martín Guzmán, como titular de la Unidad de Apoyo a la Sostenibilidad de la Deuda Pública Provincial.

El nuevo secretario de Finanzas es Licenciado en Economía por la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y docente en la Facultad de Ciencias Económicas de la misma casa de estudios (FCE-UNLP). A su vez, cuenta con cursos y programas ejecutivos realizados en Universidad de San Andrés (UdeSA), la Universidad del CEMA y la misma UNLP.

A lo largo de su carrera académica, participó en la confección de diversas publicaciones sobre aspectos vinculados a medición de la economía, cadenas productivas, diagnósticos socioeconómicos, evaluación de impacto y estadísticas públicas. También dictó cursos en la Universidad Católica Argentina (UCA) y capacitaciones sobre Producto Bruto Geográfico en algunas provincias.

En lo que respecta a su experiencia laboral reciente, se destaca que ejerció como Vocal del Directorio de la Comisión Nacional de Valores y como Gerente de Estudios Económicos y Sociales del Banco de la Provincia de Buenos Aires (Bapro), institución a la que ingresó en el año 2008.

Anteriormente, desempeñó funciones en la Secretaría de Política Económica del Ministerio de Economía de la Nación y en la Dirección de Estadísticas Económicas de la Dirección Provincial de Estadística (DPE) de la provincia de Buenos Aires y en el Centro de Estudios Distributivos Laborales y Sociales (CEDLAS).

Además, brindó asesoramiento de forma particular para diferentes organismos, entre los que se incluye la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), el Banco Mundial, la Fundación Pescar y la FCE-UNLP.

Los desafíos de Brigo

La renuncia de Mariano Sardi, quien había accedido al cargo a principios de enero de este año, en reemplazo de Diego Bastourre, se debió a problemas de salud vinculados a una neumonía bilateral que tuvo como consecuencia del Covid-19. En este sentido, se trató de motivos estrictamente personales y no a la performance que mostró el Tesoro en las últimas licitaciones de deuda.

“Gracias Mariano por el tan valioso trabajo que realizaste desde el inicio de la gestión y especialmente estos últimos meses al frente de la Secretaría de Finanzas. Y gracias por tu firme compromiso con la Patria”, expresó Guzmán en su cuenta de Instagram.

En tanto, el nuevo secretario, debuta con una licitación de cinco títulos de deuda pública, en la que buscará cerrar con saldo positivo luego de dos rondas seguidas en las que no se pudieron renovar todos los vencimientos y hubo que pedirle emisión monetaria al Banco Central (BCRA).

De acuerdo a un informe de la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC), este mes de agosto caducan $320.713 millones en instrumentos de mercado. En la primera licitación, el Ministerio de Economía obtuvo $146.345 millones, es decir, $80.000 millones menos de los que expiraban. Esto significa que hasta fin de mes necesita casi $175.000 millones para completar el roll over.

Desde julio de 2020, la cartera dirigida por Martín Guzmán logró conseguir siempre más fondos de los que tenía que pagar, por lo que uno de los desafíos de Brigo será continuar con esta racha de 13 meses. Hasta el momento, en lo que va del año se consiguieron unos $311.000 millones más, que sirvieron para financiar una parte del déficit fiscal.

Otro desafío para Brigo será captar el interés del mercado local de capitales, tarea para la que ya lanzó la reapertura de cuatro letras y un bono a corto plazo.