Quiste pancreático benigno: el problema de salud de Macri sin tratamiento

El Canciller - Comentarios

Con el debate por la legilazación del aborto en el centro de atención pública, a Mauricio Macri se le detectó un quiste preexistente de carácter benigno en el páncreas, luego de ser sometido a una resonancia magnética realizada en el Centro de Diagnóstico Maipú.

En la mañana del miércoles, el Presidente se presentó en el centro de imágenes para corroborar lo que una ecografía abdominal realizada el 23 de mayo. Y el resultado confirmó la condición. Sin embargo, no deberá recurrir a tratamiento alguno.

“Una ecografía abdominal mostró la existencia de un quiste pancreático preexistente de carácter benigno. Hoy, en el mismo Centro, se le realizó una resonancia magnética y se obtuvo el mismo diagnóstico por lo que no es necesario realizar tratamiento alguno”, explicó un comunicado oficial difundido por Presidencia.

El quiste preexistente pancreático benigno es una condición que, en general, no tiene ninguna complicación, no requiere tratamiento y simplemente se lo observa para ver que no crezca. Por lo que Macri solo deberá asistir a chequeos regulares.

Según médicos especialistas, la detección del quiste pancreático es un “incidentaloma“, un hallazgo incidental en alguien que, como él, está asintomático.