Quién es quién: el rol central de seis implicados en tres causas de espionaje ilegal de la era Macri

Las declaraciones indagatorias comenzaron este miércoles. Pedidos para que los expedientes que tramitan en Lomas de Zamora pasen a Comodoro Py.
El Canciller - Comentarios

Desde este miércoles, el juez federal de Lomas de Zamora, Federico Villena les toma declaraciones indagatorias a los detenidos por la investigación de espionaje ilegal y asociación ilícita. La ex funcionaria Susana Martinengo y ex agentes de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) fueron apresados por participar en la red que espiaba a políticos, periodistas y empresarios durante el gobierno de Mauricio Macri.

Los domicilios de los apresados fueron allanados y se les secuestró elementos que se usarán como prueba. 

Hasta el momento, los imputados son 22 y 17 están detenidos.

Entre estos últimos figura: Martinengo, Jorge “Turco” Sáez y su hija María Belén, Leandro Araque, los hermanos Emiliano y Julián Matta, Andrea Fermani, Facundo Melo, Mercedes Funes Silva, Daiana Baldassarre, Jorge Ochoa, Denisse Aya Tenorio, Andrés Rodríguez y Gustavo Ciccarelli. Todos formaban parte del grupo de WhatsApp “Súper Mario Bross”.

Villena basó las detenciones en las posibilidades que tienen los implicados de fugarse, entorpecer la investigación o amenazar a testigos. Ya que generaron vínculos con personal de espionaje e integrantes de las fuerzas de seguridad.

La Justicia busca a los otros cinco acusados: Dominque Lasaigues, Jonatan Ezequiel Nievas, Javier Esteban Bustos, Julián Matta y Martín Terra. Este último, pese a ser chef, fue contratado en la AFI por su amistad con Gustavo Arribas. Tiene dos hijas con Analía Maiorana, esposa de Diego Santilli. Antes de llegar a la función pública, Terra había trabajado como secretario de Arribas en una empresa que compraba y vendía jugadores fútbol.

El fiscal fiscal Guillermo Marijuan. FOTO: NA/ MARIANO SANCHEZ.

En medio de las detenciones, el fiscal federal Guillermo Marijuán busca que el trámite del expediente sea en Comodoro Py y no en Lomas de Zamora. Se basa en que el intento de atentado al ex funcionario de Defensa José Luis Vila (uno de los hechos que le dieron origen a la causa) se produjo en la Ciudad.

Los ex espías también apoyan que no continúe la causa en manos de Villena.

Te recomendamos leer

Susana Martinengo

Martinengo se desempeñó como ex coordinadora de documentación presidencial de Casa Rosada durante la gestión macrista. A sus manos llegaban los informes de inteligencia, para luego dárselos a Darío Nieto, secretario personal de Macri.

No sólo le envían información de la AFI, sino también que recibió en 12 oportunidades a distintos espías.

“Todo lo que hago es a pedido de él. Cuando él me da una directiva, hay que cumplirla”, sostuvo la por entonces funcionaria en una entrevista radial en marzo del año pasado. También expresó: “Es un trabajo que vengo haciendo desde 2007, como jefa de despacho cuando el Presidente era jefe de Gobierno”.

Susana Martinengo en la Casa Rosada.

Sin embargo, Macri y políticos del PRO se despegaron de Martinengo, pese a que circula una foto de 2015 en el bunker de Cambiemos, donde se ve a la mujer junto al ex presidente y su hija menor, Antonia.

El arribo de Martinengo al núcleo de Macri surgió por Jorge Alves. Este fue secretario de Relaciones Públicas en Boca Juniors y después pasó a ser jefe de campaña del ex presidente.

Darío Nieto

La semana pasada, allanaron la casa de Darío Nieto, ex secretario privado de Macri, más conocido como “la sombra” del ex presidente.

El magistrado Villena (y también la fiscal Cecilia Incardona) sostuvo que Nieto “sería uno de los que habría recibido los resultados de las tareas de inteligencia ilegal que desplegaban los agentes de campo”.

Como Nieto no fue detenido pidió la exención de prisión. Sin embargo, Villena se la negó. Se fundamenta en que “demostró una actitud evasiva” cuando allanaron su domicilio. Al llegar la Policía Federal a su casa, el ex funcionario no quiso entregar su DNI y “luego comenzó a enviar mensajes a través de su celular”.

“La manipulación de su teléfono pudo haber generado tanto el borrado de mensajes como la alerta de las circunstancias del procedimiento a distintas personas o familiares, por lo que podría haber frustrado la medida dispuesta”, sostuvo el juez.

Además, Villena manifestó que existe la posibilidad de fuga por parte de Nieto y la capacidad para entorpecer el procedimiento judicial. Dado que tenga arraigo y que su domicilio esté chequeado no es suficiente “para neutralizar los riesgos procesales que se advierten”.

Diego Dalmau Pereyra

Dalmau Pereyra es otro de los detenidos de este martes. Se desempeñó como jefe de contrainteligencia de la AFI, su antecesor había sido Antonio “Jaime” Stiuso.

Integró un grupo de espionaje, dispuesto por Arribas, para “seguir peronistas”, según sus dichos en la Comisión Bicameral de Inteligencia. También expresó que por sus roces con el ex titular de la AFI fue trasladado a Chile.

En el expediente figura que participó de los seguimientos a la actual vicepresidenta.

En la Bicameral afirmó que hizo tareas de espionaje desde la agencia durante el gobierno de Macri, aunque aclaró que no fue una actividad “ilegal”. Calificó a dicha labor como de “inteligencia criminal”. Además, sostuvo que reclutó a los agentes Leandro Araque, Jorge Sáez, Facundo Melo y Mercedes Funes Silva.

Creó el grupo de WhatsApp “Súper Mario Bros”. La semana pasada fue allanado su domicilio en Escobar.

Te recomendamos leer

Alan Ruiz

También el que quedó detenido, hace dos semanas, es el ex jefe de operaciones de la AFI: Alan Ruiz. Está privado de su libertad en otra causa por espionaje ilegal que tramita en los tribunales de Lomas de Zamora, a cargo del magistrado Juan Pablo Auge. Además es investigado en el expediente que lleva el magistrado Villena.

Fue alumno de Dalmau Pereyra en la Escuela Nacional de Inteligencia (ENI). En el ámbito profesional, antes de entrar a la AFI en 2018, estuvo en la Policía Metropolitana y en el Ministerio de Seguridad. Allí fue coordinador de Asuntos Legales y Despacho, y del Programa de Búsqueda de Prófugos.

El día anterior a su detención debía ir a la Comisión Bicameral de Seguimiento de Organismos de Inteligencia, pero faltó.

Alan Ruiz.

En la declaración que le tomó el juez Auge, el acusado afirmó no haber realizado espionaje ilegal y sostuvo que las tareas en el Instituto Patria y en la casa de Cristina Fernández fueron legales. Aunque pidió la excarcelación, el juez se la negó. Se convirtió en el primer arrepentido de la investigación.

La defensa del ex espía solicitó que la causa por el espionaje contra la vicepresidenta, que tramita en el juzgado de Lomas de Auge, pasé a Comodoro Py.

Gustavo Arribas y Silvia Majdalani

Otro de los expedientes que salpica a ex funcionarios es la que tiene a su cargo el  juez federal Marcelo Martínez De Giorgi. A raíz de la denuncia presentada por la nueva titular de la AFI, Cristina Caamaño se abrió la investigación.

Mientras hacían relevamientos en la AFI, se encontró un disco rígido marca Western Digital, el que permitió determinar que políticos, periodistas, dirigentes y fuerzas policiales estaban siendo espiados. Ante esto, el fiscal federal Jorge Di Lello imputó a Macri, a Arribas, a Silvia Majdalani; al ex jefe de Gabinete de ese organismo, Darío Biorci, y a dos agentes (identificados como A y B) por espionaje.

Arribas declaró que no había cometido el espionaje de forma ilegal. Designó un perito de parte para que participe del peritaje del disco rígido de una computadora de la agencia, donde se detectaron mails de los espiados.

Arribas y Majdalani en la Comisión Bicameral de Fiscalización de los Organismos y Actividades de Inteligencia. Foto: NA.

Cuando estudiaron el dispositivo se detectó que la información había sido borrada, pero no de forma segura. Por eso pudieron recuperar datos, los cuales permitieron obtener el registro de conexión de pen drives. En ellos se había depositado toda la información sobre determinados políticos, dirigentes, periodistas y fuerzas policiales.