Quién es Mariana Mazzucato, la economista recomendada por el papa Francisco

En sus escritos, la académica ítaloamericana destaca al Estado como actor central en el desarrollo de tecnología. Su cruce con Mauricio Macri.
El Canciller - Comentarios
@luis Alejandro Son valiosos Mariana Mazzucato...

En plena pandemia del coronavirus, el papa Francisco decidió apostar fuerte y no ser un actor ajeno a la crisis mundial. Días atrás dio la histórica misa desde la Plaza San Pedro, en El Vaticano, completamente vacía.

“Nadie se salva solo”, dijo en aquella bendición Urbi et Orbi, es decir, a la ciudad y el mundo. Su palabra y las imágenes dieron vuelta el mundo.

Pero no fue solo eso, también tuvo tiempo para la política local argentina. El sábado pasado envió una carta al juez porteño Andrés Gallardo en la cual alertaba sobre un posible “genocidio virósico” en caso de que los estados prioricen la economía por encima de la salud pública.

En la epistolar, con remitente al Comité Panamericano de Jueces por los Derechos Sociales, el Sumo Pontífice destacó, sin mencionarlo, al gobierno de Alberto Fernández por haber decidido la cuarentena obligatoria. “Algunos gobiernos (que) han tomado medidas ejemplares con prioridades bien señaladas para defender a la población, si bien  no se trata de una decisión fácil ya que todos sabemos que defender la gente supone un descalabro económico“, señaló Jorge Bergoglio al juez porteño.

Quién es

Una de los detalles de la carta de Bergoglio fue la mención a la economista italiana Mariana Mazzucato. “Sobre el futuro económico es interesante la visión de la docente de la University College London”, señaló, en referencia a Mazzucato. “Creo que ayuda a pensar el futuro”, completó. 

Pero, entonces, ¿quién es la economista italiana? Su perfil de Linkedin da algunos datos (profesora en University College de Londres, fundadora del Centro de Inversión y Propósito del Estado) pero sus trabajos y repercusión en la web, muchos más. La ítalo-estadounidense es una de las principales impulsoras de una ¿nueva? lógica del capitalismo, al destacar al Estado como un actor principal en el desarrollo de nuevas tecnologías.

En sus cientos de exposiciones, la economista suele ser bastante clara en su planteo: debate por qué la innovación está vista desde el sector privado y no por parte del Estado. Desde uno de sus primeros escritos (El Estado Emprendedor) Mazzucato concentró su investigación sobre la construcción social del sector público “lento y arcaico”, que dista mucho de la realidad: por sólo citar algunos casos, la científica destacada por Bergoglio asegura que para financiar el algoritmo de Google hizo falta una beca de la Fundación Nacional de Ciencias de EE.UU. o que sin el GPS del Pentágono, los teléfonos inteligentes de Apple (y el resto) perderían gran parte de su atractivo.

“Hay una profecía autocumplida, al hablar del Estado como algo irrelevante, aburrido, a veces creamos esas organizaciones de ese modo. Por eso tenemos que construir estas organizaciones empresario-estatales”, explicó, en un su famosa charla TED, la profesora universitaria. Y completa: “Pero pensarlas con una lógica mayor: aceptar que fallarán. Fallarán al innovar. Aceptar que sólo 1 de cada 10 experimentos tiene solución“.

La ganancia del Estado

Mazzucato reconoce su lado combativo (en una editorial, el Times la describe como “la economista más temible del mundo”) al insistir en redoblar la apuesta. Es que además de exponer la presencia del Estado en los mayores avances (hasta, incluso, en la nanotecnología) plantea por cuál es la ganancia estatales de esas inversiones. Ante la respuesta de “mayores impuestos”, la economista sube la apuesta:  “No sólo la globalización hace que mucha gente se vaya a trabajar a otro lado, sino que las propias empresas, por cuestiones legales, no incluyen en mayores impuestos”.

“Lo que están haciendo varios países, que piensan estratégicamente como Finlandia, pero también China y Brasil, es retener acciones en estas inversiones. Y eso podría verse aparentado en que el futuro, haya un mayor desarrollo e inversión para la nueva revolución tecnológica, como podría ser la ecológica”, concluyó.

Mazzucato en Argentina

La autora de, también, el Valor de Todo no es una desconocida en nuestras tierras, aún cuando su nombre sea omitido de las páginas de los principales medios. Por caso, en 2016, visitó el país tras una invitación del ex ministro de Ciencia y Tecnología, Liño Barañao.

“El Estado debe fomentar la creación de alianzas público-privadas dinámicas”, había sido la premisa de la economista en la charla brindada en el Centro Cultural de la Ciencia. A su lado estaba, también, el ex ministro de Producción, Francisco Cabrera.

Y si bien el propio gobierno de Cambiemos la invitó a brindar la conferencia, Mazzucato no se guardó nada sobre la visión estratégica de Mauricio Macri. “Ayer hablé con el Presidente argentino sobre el rol del Estado en la innovación y por qué las políticas neoliberales no funcionan”, escribió, en su cuenta personal de Twitter, mientras regresaba a Italia. “No estoy seguro que haya entendido”, sentenció.