“GorraLeaks”: Quién es Javier Smaldone, el informático demorado por el hackeo a la Policía

El experto en informática fue detenido y liberado horas después por la causa que investiga la filtración de datos del Ministerio de Seguridad.
El Canciller - Comentarios

La noticia estalló este martes a la mañana. La Policía Federal había demorado al experto en informática Javier Smaldone en la causa que investiga el hackeo al Ministerio de Seguridad. La filtración, denominada “La Gorra Leaks”, consistió en una publicación de casi 700 gb con información de la Policías Federal y de la Policía de la Ciudad, y de la propia cartera que conduce Patricia Bullrich. Horas después, mientras en las redes sociales especialistas en el área de tecnología y comunicación exigían su liberación, fue liberado en la alcaldía de Comodoro Py.

Tanto en su blog como en su cuenta de Twitter (@mis2centavos), Smaldone sube opiniones referidas al mundo informático. En los últimos meses se había enfocado en denunciar el voto electrónico y en remarcar irregularidades de la empresa Smartmatic, encargada del escrutinio provisorio.

Según trascendidos judiciales, es investigado por haber retransmitido la información filtrada de La Gorra Leaks 2.0. Por eso, además de demorarlo, se le secuestró su teléfono y su computadora, entre otros elementos personales.

Beatriz Busaniche, especialista en derechos de la ciudadanía en entornos mediados por tecnologías de información y comunicación, calificó la detención como “aberrante”. Desde el entorno de Smaldone, en tanto, confirmaron que el informático fue liberado y ya se encuentra en su casa.

La “gorra Leaks 2.0”

El 12 de agosto, miles de datos sensibles del Ministerio de Seguridad y la Policía Federal eran publicados en la deep  web (Internet profunda). Entre ellos se filtraron chats personales de agentes de la Superintendencia de Drogas Peligrosas (entre ellas la del propio jefe de la PF, Néstor Roncaglia). Además, la cuenta oficial de la Prefectura Nacional había sido hackeada.

La denominación “2.0” no fue casualidad: hace referencia a otra filtración, esta vez del 2017, en el que hackers ingresaron al mail personal de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

Desde el entorno del informático explicaron que “no tiene nada que ver con la gorra Leaks 2.0. Incluso, cuando le llegó un mail con la filtración, advirtió a la comunidad para que no lo abran”. Y agregaron que si fue imputado por haber retuiteado una información “es una verdadera payasada”.