Qué establecen los protocolos de los balnearios y las playas públicas para el verano

La nueva normalidad en las playas del país prevé medidas de seguridad e higiene estrictas para evitar los contagios de coronavirus.
El Canciller - Comentarios

En menos de un mes comenzará la temporada 2020-2021, y definitivamente será un verano distinto a lo conocido, con protocolos para que los balnearios privados y las playas públicas garanticen la seguridad de los turistas. Ambos se aplican en todo el país y en todas las playas de mar, río, lago, lagunas, arroyos u otra.

Los dos documentos aconsejan la colocación de información sobre medidas de distanciamiento y de recomendaciones ante la presencia de síntomas sospechosos de coronavirus. Además las playas tendrán que usar líneas demarcatorias que establezcan espacios para no superar la cantidad permitida de personas y garantizar la distancia entre los turistas.

Se recomienda mantener la distancia de dos metros adentro y afuera del agua, también lavarse las manos frecuentemente con jabón o alcohol en gel. Antes de ir a la playa se aconseja consultar la capacidad del lugar para evitar aglomeraciones. Habrá que usar barbijo como medida de prevención de contagios.

Las playas de Pinamar

No hay que compartir alimentos y bebidas, toallas, protector solar y otros elementos de uso personal. Además, al hacer actividades deportivas de forma individual también se debe mantener la distancia de seguridad.

Las playas deberán establecer la circulación en sentido único para el ingreso y egreso de la playa. A su vez, brindarán información en formato digital, ya sea con código QR o a través de la página web. Además tendrán que implementar carteleras, atriles, pizarras o folletería plastificada que pueda ser limpiada y desinfectada fácilmente tras cada consulta.

Te recomendamos leer

Las medidas para los balnearios

Los concesionarios de los balnearios privados tendrán que tomar reservas y pagos de manera electrónica. El uso de barbijo casero no reemplaza el distanciamiento social, pero puede considerarse como una medida adicional cuando no se pueda mantener la distancia.

A su vez, la entrada y la salida deberá estar diferenciada para evitar la aglomeración de personas. También para evitar que hayan muchas personas en el mismo espacio, se debe limitar la densidad de ocupación de espacios (salas de reunión, oficinas, comedor, cocina, vestuarios, puestos de trabajo) a una persona cada 2,25 metros cuadrados de espacio circulable. Para lograr eso, se puede usar la reserva del espacio o de turnos prefijados.

Punta Mogotes, Mar del Plata. FOTO NA

Si tienen estacionamiento propio, se recomienda dejar libre un módulo entre autos, para evitar la congestión de personas. Y si hay juegos infantiles, recreativos y áreas deportivas, se deberá garantizar limpieza frecuente y desinfección. De no ser posible, permanecerán cerradas.

Entra carpa y carpa no será necesario dejar una libre. El tope máximo es de seis personas en las carpas y cuatro en las sombrillas. Respecto a las piletas y gimnasios, sus aperturas dependen de la autorización de la autoridad jurisdiccional competente.

Los productos (sillas, sillones, reposeras y sillas anfibias) que estén exhibidos para préstamo, venta o alquiler no podrán ser tocados. Los bebederos comunitarios serán inhabilitados y se pondrán cestos de residuos en áreas de espera o de alto tránsito, de boca ancha y sin tapa o con tapa accionada con pedal.

Te recomendamos leer

Principales puntos del protocolo de playas públicas

Las municipalidades tienen a su cargos la gestión de las playas públicas. Entre sus responsabilidades figura: informar a los visitantes respeten el distanciamiento social obligatorio también dentro del agua, y que en caso de existir un rescate no deben acercarse a esa zona.

Tendrá que haber espacios para la higiene de manos. En caso de contar con baños públicos (químicos u otros), deben controlar que cuenten con jabón líquido, toallas descartables o secadores de manos para que las personas mantengan una apropiada higiene. Esta opción puede complementarse o reemplazarse con puestos sanitizantes que se accionen a pedal ubicados en los accesos a la playa.

Una postal de la playa y la ciudad de Mar del Plata

El protocolo recomienda demarcar en el área de playa, los espacios permitidos para acampe y las zonas de circulación, los cuales deben respetar los aforos establecidos de acuerdo al distanciamiento.

Si hay sombrillas fijas, se deben anular las que no respeten la distancia. Además, las sombrillas y carpas que lleven los turistas tendrán que cumplir con la distancia de seguridad.

Se aconseja no hacer espectáculos en playas públicas, para evitar el aglomeramiento de personas. En caso de que el municipio autorice esos espectáculos, deberá garantizar el cumplimiento de todas las medidas de seguridad (distanciamiento social obligatorio, uso de barbijos caseros, higiene de manos).