Qué ciudades tienen menos riesgo para regresar a clases presenciales (de forma gradual)

Un estudio analizó los posibles riesgos de infecciones de coronavirus ante la vuelta de los estudiantes a las aulas.
El Canciller - Comentarios

El Observatorio Argentinos por la Educación determinó que solo tres distritos –General Pico, Mar del Plata y Villa General Belgrano- tienen semáforo verde, lo cual permite que los alumnos vuelvan a las aulas de forma escalonada y progresiva. El análisis se hizo en base al índice epidemiológico creado por el Consejo Federal de Educación.

La mayoría de los municipios tiene luz amarilla, es decir que presentan un nivel medio de riesgo por posibles contagios de COVID-19. Ellos son Bahía Blanca, Chilecito, La Matanza, Olavarría, Pinamar, Rosario, Rosario de la Frontera, Santa Rosa, Ushuaia y Vicente López. Según el índice oficial, en todos los municipios se debería hacer una apertura parcial con modalidad semipresencial.

Mientras que hay cinco municipios –Comodoro Rivadavia, Concepción del Uruguay, Rafaela, Río Gallegos y Venado Tuerto– que tienen semáforo rojo. Esto implica que los estudiantes no pueden tener clases en las escuelas, tanto públicas como privadas, porque el riesgo epidemiológico es alto.

Fuente: Argentinos por la Educación

En los únicos casos en que se puede volver a las clases presenciales es cuando el riesgo es bajo. La Ciudad y casi toda la provincia de Buenos Aires (semáforo amarillo en el estudio) están autorizadas a organizar actividades de revinculación al aire libre.

Además, la Ciudad armó un programa para que los alumnos cuyo aprendizaje esté “en proceso” vuelvan a las aulas desde el cuatro de enero en la Escuela de VeranoDe ese modo se busca que los estudiantes puedan adquirir los conocimientos que no adoptaron durante el año.

Te recomendamos leer

La situación epidemiológica según los colores

Los responsables del trabajo estudiaron 85 departamentos, pero solamente en 18 consiguieron los datos que les permitieron aplicar el modelo. A partir de este informe, el Observatorio armaron un “Semáforo Escolar Colaborativo”. El objetivo es que se aporten datos sobre qué departamentos y municipios publican la información necesaria para construir este semáforo, y monitorear su evolución en todos los lugares del país.

El índice epidemiológico de vuelta a clases se compone por tres variables: niveles de transmisión; razón entre casos de las últimas dos semanas y las dos semanas anteriores; y el porcentaje de ocupación de camas de unidad de cuidados intensivos.

Fuente: Argentinos por la Educación

Sin embargo, hay determinados municipios que presentan oferta educativa heterogénea (escuelas rurales y urbanas) y su dinámica sanitaria no se puede comprender solo en esas variables. Por eso, se fijaron criterios aplicables a todos los municipios.

“Es muy importante realizar un índice simplificado donde todos municipios puedan dar un diagnóstico rápido de su situación y tengan disponibilidad de la información necesaria”, sostiene el trabajo. Y aclara: “Además, vale la pena volver a remarcar que este índice debería ser entendido como una guía de acción pero otras dimensiones y relevantes deberían ser consideradas a la hora de pensar una vuelta a clases“.