Puerta de Hierro, La cava e Itatí: filtra Mariu un plan para urbanizar las villas del conurbano

El Banco Mundial y el BID aportarán más de US$ 400 millones para la llegada de servicios básicos y apertura de calles
El Canciller - Comentarios

La gobernadora María Eugenia Vidal salió exultante de Casa Rosada el día que se firmó el pacto fiscal con los gobernadores: se llevó una compensación de 105.000 millones de pesos hasta el 2019 y con eso la posibilidad de concretar planes que hasta hace unos meses eran inalcanzables. Eso, además del espaldarazo electoral, llevaron a Vidal a encarar un proyecto para urbanizar las villas más peligrosas del conurbano bonaerense. El plan es ambicioso: se tratará de la primera intervención en barrios vulnerables con fondos y planificación de toda la historia.

En la Gobernación tienen planeado crear una Unidad de Gestión que reportará directamente al jefe de Gabinete de Ministros, Federico Salvai. Tendrá como impronta una coordinación interministerial que abarcará las carteras de Seguridad, Salud y la subsecretaría de Tierras, Urbanismo y Vivienda. El proyecto prevé de dotar a los barrios de cloacas, agua potable, viviendas y luminarias. Sin embargo, la gobernadora suele darle un giro más conceptual al plan: “no queremos urbanizar villas, sino crear barrios” 

El eje del proyecto estará sobre los barrios más conflictivos del conurbano bonaerense: San Petersburgo (La Matanza); Villa Itatí (Quilmes, 12.000 familias); La Cava (San Isidro, 2.300 familias) y Costa Esperanza (San Martín, 1.800 familias). No obstante, el corazón estará en el distrito de La Matanza, bastión del peronismo que conduce la intendenta Verónica Magario, de tensa relación con Vidal. En tierras matanceras están (además de San Petersburgo), las villas Puerta de Hierro y 17 de Marzo, según La Política Online.

El plan será uno de los puntales que Vidal encarará en lo que resta del año y a lo largo del 2018, aunque admiten que “excede los dos años restantes de gestión”. Además de contar con los fondos frescos fruto del pacto fiscal entre Nación y provincias, el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aportarán 400 millones de dólares para concretar las obras. El ministerio de Infraestructura, a cargo de Roberto Gigante, estará a cargo junto a Aysa, de la ejecución.

Exportar la impronta PRO que puso en práctica el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, parece ser la consigna. Para eso, Vidal pidió que haya oficinas del Estado provincial y nacional en las villas. Según el censo 2014, hay 1.486 villas y asentamientos en el territorio bonaerense.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aportarán 400 millones de dólares para concretar las obras