Provincias ricas vs Nación pobre: presiona Dujovne a los gobernadores

El Canciller - Comentarios

El Gobierno nacional pretende compartir con las provincias el costo del ajuste que se verá en la letra del Presupuesto 2019, que debe ingresar el mes próximo al Congreso y necesitará el apoyo de los gobernadores para poder aprobarse.

Con ese fin, el Ejecutivo distribuyó hoy un informe elaborado por el Ministerio de Hacienda que demostraría, según las cifras publicadas, que los ingresos de las provincias (quedaron excluidas La Pampa y San Luis) crecieron más que los gastos y los gastos menos que la inflación en términos interanuales, por ende tendrían un diferencial positivo.

El documento de Hacienda registra además una “fuerte mejora” en el resultado primario y en el resultado financiero de las provincias. En el resultado primario, hubo una caída de $15.500 millones (-1,9%) en el primer semestre de 2017, mientras que en el mismo período de 2018 hubo un incremento de $74.700 millones (+6,9%). En el financiero, la caída en el primer semestre de 2017 fue de $36.700 millones (-4,6%) y en igual período de este año hubo un crecimiento de $38.600 millones (+3,6%).

Según la cartera que comanda Nicolás Dujovne, hay 20 provincias con superávit primario y apenas dos con déficit: Jujuy y Corrientes (ambas gobernadas por Cambiemos). En 2017, en cambio, eran 14 las que tenían números en rojo y ocho las que tenían un diferencial positivo, casi todas gobernadas por el peronismo (excepto Mendoza).

El cuadro elaborado por el equipo de Dujovne dejó, además, interpretaciones políticas. Si el Ejecutivo pretende que las provincias en mejor situación se hagan cargo de la mayor parte del ajuste, las dos más afectadas serán Buenos Aires y la Capital Federal, gobernadas por María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta. No solo son los dos distritos con más recursos, sino también los que experimentaron las mejores variaciones positivas, tanto en el resultado primario como en el financiero.