Provincia de Buenos Aires: amplio triunfo de Kicillof con casi el 50% de los votos y 17 puntos de diferencia

El Canciller - Comentarios

Axel Kicillof se impuso con una amplia diferencia sobre la gobernadora María Eugenia Vidal en la provincia de Buenos Aires. Con más del 80% de las mesas escrutadas pasadas las 23 horas del domingo, los resultados de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) en el distrito que más votos aporta a nivel nacional, marcaban una diferencia de más de 17 puntos entre ambos candidatos.

Casi sobre la medianoche, los números que inclinaban la balanza por el ex ministro de Economía eran contundentes: 49,22% para el candidato del Frente de Todos sobre el 32,71% de la gobernadora. El resultado bonaerense es clave: son más de 12 millones de votos que marcan el camino de cara a las elecciones nacionales de octubre. En provincia de Buenos Aires, además, los resultados se definen en primera vuelta, ya que no existe el balotaje. Por eso la campaña es a todo o nada.

Kicillof ganó ampliamente en la tercera sección electoral, bastión peronista donde se encuentran los municipios más populosos: solo allí se cuentan más de 4 millones de votos. Allí el kirchnerismo se impuso con más del 50% de los votos. En La Matanza, por ejemplo, municipio que comanda la candidata a vice Verónica Magario, el Frente de Todos obtuvo más del 60% de los votos. En Florencio Varela, también.

Quilmes, Pilar, Morón, Tres de Febrero, distritos con intendentes oficialistas no obtuvieron los resultados esperados y allí también se impuso la oposición.

Vidal por su parte ganó en el interior de la provincia -en la quinta, sexta y septima sección electoral-, y en municipios de la zona norte, como San Isidro y Vicente López. La decisión de no desdoblar la elección provincial de la nacional complicó el panorama de la gobernadora, que para achicar la diferencia con Kicillof depende de un enorme corte de boleta en octubre, similar a lo que ocurrió en 2015.

“Hoy los bonaerenses te dieron una enorme muestra de confianza para gobernar la provincia de Buenos Aires”, lanzó un eufórico Sergio Massa desde el escenario del búnker del Frente de Todos en Chacarita para presentarlo. Kicillof destacó la campaña “desigual”, donde recorrió “más de 90 mil kilómetros” en 44 meses. De cara a octubre ratificó la necesidad de que los bonaerenses vuelvan a las urnas a confirmar los resultados: “necesitamos absolutamente de todos”, sostuvo. El abrazo con Máximo Kirchner y la presentación de Alberto Fernández marcaron el final de una noche que sorprendió por la amplitud en la diferencia de los resultados.

La polarización entre las dos fórmulas centrales quedó bien marcada en Provincia. Muy por detrás quedaron el resto de las fuerzas: en tercer lugar, con 5,82% quedó el candidato de Consenso Federal, Eduardo “Bali” Bucca.