Procuración, entre los esfuerzos del Ejecutivo y las mañas de la oposición

El pliego de Daniel Rafecas fue suspendido: al oficialismo no le dan los números y Juntos por el Cambio pretende recibir algo a cambio. El ¿futuro? de Conte Grand en Provincia.
El Canciller - Comentarios

La rosca política no quedó tapada por la pandemia. A lo sumo, quizás, fue eclipsada durante algunas semanas, pero debajo de la superficie se seguía cocinando a fuego lento. Ahora la olla pareciera haber rebalsado con la intervención en Vicentin y es probable que se potencie aún más con la discusión sobre el cargo de Procurador General de la Nación.

Para muestra, a veces, hace falta solo un botón. En la sesión -semi virtual- de la semana pasada en el Senado, la oposición bloqueó el tratamiento de la Ley de Alquileres, que ya contaba con media sanción en Diputados. Pero, lo mejor quedó para el final. Cuando se retiraban, en diversos chats se anticipaba que se tomaría la misma postura si el oficialismo pretendiera proponer en comisión de Acuerdos a Daniel Rafecas como jefe de los fiscales.

Está suspendido“. Esa es la respuesta que dan desde la Comisión de Asuntos Constitucionales, cuando se consulta sobre el pliego del juez federal. La bancada del Frente de Todos ya le adelantó al magistrado que el tratamiento de su ingreso quedó postergado por la “emergencia sanitaria”, criterio que debería hegemonizar los proyectos de la cámara Alta.

Pero esa postergación esconde otra realidad: por ahora, el poroteo no le alcanza al oficialismo. De los dos tercios que se prevé para el acuerdo (48 votos) por ahora, se recolectan 42. Y ante esa situación, las explicaciones que parten son, al menos, difusas: Anabel Fernández Sagasti, presidenta de la Comisión de Acuerdos –y pieza clave del operativo Vicentin- expresó que “el pliego está listo para tratarse”. Por lo bajo, en cambio, sobra la cautela de otros legisladores del Frente sobre el debate parlamentario.

Te recomendamos leer

¿Cambio de figuritas?

Con el diario del lunes se puede decir que Juntos por el Cambios se llevó una gran victoria: arrastró a los cuatro senadores del bloque Federal para su molino, en una gestión en la que no pocos notaron la mano del Miguel Ángel Pichetto. Y ahora, con números más parejos, pueden incluir aún más condiciones para negociar la candidatura de Rafecas.

El problema es conocer qué cartas va a querer jugar el bloque opositor. Desde hace varios días se mueve la versión de que Rafecas sería aprobado sólo si se cambia la carta orgánica del Ministerio Público Fiscal: el cargo dejaría de ser vitalicio y habría modificaciones en la designación de fiscales. La propuesta tiene la aceptación de un sector de la UCR, que describe “estar dispuesta al diálogo”, según contaron a ElCanciller.

Pero también figura otro camino, más parecido a lo ocurrido cuando el kirchnerismo y el peronismo eran oposición: trabar cualquier proyecto que necesite la mayoría absoluta del Senado y así, construir oposición desde esa negativa. Ningún senador quiere levantar esa bandera, pero algunos satélites del Pro ya empezaron con la campaña.

La salida que podría tomar Alberto Fernández para ubicar al titular del Juzgado Criminal y Correccional Federal Nº 3 de Capital Federal también podría ser copiada, esta vez, del manual de Cambiemos: desgastar al procurador interino, Eduardo Casal, y colocar a Rafecas aunque sin planta permanente. 

Mientras tanto, el juez que investigó las coimas en el Senado durante la Alianza y descartó la denuncia de Alberto Nisman (dos causas que aún generan rencores en los históricos de Juntos por el Cambio) no pierde el tiempo y levanta el perfil en plena pandemia. Se presentará, vía Google Meet, en la Universidad de Río Negro para “imaginar los desafíos en la Justicia post-pandemia”. ¿Ya se imagina como procurador?

Buenos Aires

La otra disputa tiene lugar en territorio bonaerense. Es que Axel Kicillof tiene un objetivo fijo desde que asumió en La Palta: cambiar a Julio Conte Grand, el actual procurador provincial.

El anhelo del gobernador no tiene ningún tipo de tapujo. “Conte Grand no puede ser Procurador porque no es objetivo”, sentenció Teresa García, ministra de Gobierno, días atrás, al portal LetraP.

En la Gobernación no le dejan pasar al ex procurador de la Ciudad su(s) posición(es) frente a las domiciliarias de los presos en tiempos de coronavirus. “Primero instruyó a fiscales para descomprimir las cárceles y luego, cambió su postura frente a la Corte”, contó a este medio un vocero de Justicia y Derechos Humanos bonaerense.

El problema para el Frente de Todos bonaerense pareciera ser más complejo que a nivel nacional. Primero, por la configuración de la cámara Alta de la Legislatura: Cambiemos tiene la primera minoría del Senado. Por ende, sí o sí debería contar con el apoyo del bloque opositor para aprobar el pliegue del jefe de los fiscales.

El otro tema a definir es, justamente, el candidato del Gobernador. Nombres, circularon muchos (Federico Delgado parecía sonar más fuerte) pero en La Plata, tratan de mantener al candidato bajo llave.