“Problemas con los aviones” de Rusia y “condiciones inaceptables” de Pfizer: se complica la llegada de las vacunas a la Argentina

Ginés González García sembró incertidumbre por dificultades con la logística. Días atrás, Alberto Fernández ratificó que se inocularán a 10 millones de personas entre enero y febrero.
El Canciller - Comentarios

La promesa que realizó el presidente Alberto Fernández sobre la vacunación de 300.000 argentinos antes de que comience 2021 fue puesta en duda este martes por el ministro de Salud, Ginés González García. Mientras una comitiva oficial se instaló en Rusia para seguir con detenimiento el desarrollo del producto Sputnik V, el titular de la cartera sanitaria adelantó que “no es tan simple” la logística para que las dosis lleguen al país.

“No le puedo decir porque nosotros estamos haciendo todo y es lo que se había dicho, pero lamentablemente hay variables que son difíciles, porque estamos con dificultades con los aviones, no es tan simple, pero queremos hacerlo”, explicó González García, ante una pregunta realizada en el marco de una conferencia de prensa que compartió con sus pares de la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires, con motivo del aumento de casos de Covid-19 en el AMBA.

Las vacilaciones que expresó el ministro contrastan con la convicción que había mostrado el primer mandatario en reiteradas ocasiones, cuando agradeció al presidente ruso, Vladimir Putin, por el acuerdo para importar 25 millones de dosis que servirían para inmunizar a 13 millones de argentinos. Fernández ratificó, hasta su última aparición, que previo a la llegada del próximo año la Argentina podría inocular a 300.000 pacientes.

Los dichos de González García, a su vez, contrastan con las declaraciones que realizó esta mañana la asesora presidencial Cecilia Nicolini, quien viajó hacia Rusia para seguir los avances de la vacuna Sputnik V y comunicó que “todo indica” que antes del 2021 arribarán al país la primera tanda de dosis.

En ese sentido, Nicolini -que comanda las reuniones con el Instituto Gamaleya junto a la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti-, señaló que el Gobierno está “trabajando en todo lo que es el tema logístico, que es el gran desafío” y anticipó que el jueves visitarán centros de vacunación en Moscú y hablarán con especialistas que están llevando adelante el plan de inmunización. Este lunes, las autoridades rusas publicaron un informe en el que consignan que los avances del ensayo clínico de Fase III presentaron una eficacia del 91,4% en los voluntarios.

Críticas a Pfizer

En otro apartado de su alocución, Ginés González García expresó sus “temores” sobre el futuro desembarco del producto que elaboró el laboratorio estadounidense porque “la producción se les cayó a la mitad de lo que tenían como hipótesis productiva”.

“No quiero pensar mal, pero no quiero que no correspondan con la actitud que tuvo el Gobierno argentino. La esperanza la sigo teniendo de que podamos contar con esa vacuna”, agregó. La vacuna de Pfizer está siendo aplicada en el Reino Unido y obtuvo, a comienzos de esta semana, la aprobación de emergencia para que pudiera comenzar a ser distribuida en los Estados Unidos. Ese laboratorio fue el primero con el que negoció la Argentina.

Además, el ministro de la Salud disparó: “Se nos pidió una ley que les diera inmunidad, esa ley salió. Después, desde la casa central de Pfizer decían que esa ley no era suficiente, que había que hacer una nueva ley, y además que el contrato no lo firmara yo sino el Presidente. Son condiciones un poco inaceptables. Les hemos pedido que revean toda esa circunstancia porque la voluntad política de Argentina es tener todas las vacunas. La prioridad es cuándo la íbamos a tener. Ellos cambiaron las condiciones. Y si bien hay un pedido concreto de parte del Gobierno argentino de concretar las negociaciones, la negociación no está cerrada“.