Prisión preventiva a los 8 rugbiers y agravante por alevosía: las novedades en el crimen de Fernando

El juez David Mancinelli dictó la medida por el delito de homicidio agravado por el concurso premeditado de más de dos personas y alevosía.
El Canciller - Comentarios

El juez de Garantías de Villa Gesell, David Mancinelli determinó este viernes que los ocho imputados esperarán el juicio en prisión, tras la decisión de dictarles la prisión preventiva. De esta manera, se negó al pedido del abogado de los acusados Hugo Tomei de dar lugar a la detención domiciliaria. Además,  se sumó el agravante de “alevosía” en la acusación. Hasta el momento era considerado un “delito de homicidio agravado por el concurso premeditado de más de dos personas”.

Sin embargo, el magistrado aclaró que no pudo probarse el agravante de “placer”. La resolución sostiene que el crimen fue perpetrado con “premeditación y alevosía”.

Pese a que se agregó la alevosía, la pena en expectativa no se modificará, y continúa siendo de prisión perpetua para los imputados. Todos tienen entre 18 y 20 años de edad.

Los rugbiers -Máximo Thomsen, los hermanos Ciro y Luciano Pertossi, su primo Lucas Pertossi, Blas Cinalli, Enzo Comelli, Matías Benicelli y Ayrton Viollaz- continuarán en una unidad carcelaria.

Desde ayer se esperaba la resolución, ya que en la audiencia preliminar el juez no había dictado decidido la aplicación de las prisiones preventivas. En ella uno de los imputados manifestó “somos inocentes”. 

Qué dijo el fiscal general de Dolores

Por su parte, el fiscal general de Dolores, Diego Escoda manifestó que Alejo Milanesi y Juan Pedro Guarino seguirán en libertad “aunque procesados”. A su vez, aclaró que todos los imputados pueden “prestar declaración indagatoria cuando quieran”. Y agregó: “se los va a citar la semana que viene”. 

 

Diego Escoda, fiscal general de Dolores.

Asimismo, Escoda confirmó que “las personas que estuvieron en la escena del crimen son los imputados”. Tras ser consultado por TN sobre “Salvi” – ya quedó descartado porque estaba en Mar del Plata- y por “Pipo”.  El fiscal sostuvo que todavía faltan ampliar imágenes que no son claras, y que “hay bastante para investigar y profundizar”.