Primer día de la misión del FMI en el país: reunión con Guzmán (y expectativa por Presupuesto y fórmula previsional)

Los técnicos comenzaron a trabajar con el ministro de Economía para cerrar un convenio de Facilidades Extendidas. La CGT expresó preocupación por la nueva fórmula de movilidad jubilatoria.
El Canciller - Comentarios

Mientras el Gobierno nacional se encamina a convertir en ley el Presupuesto 2021 este jueves en el Senado, el ministro de Economía, Martín Guzmán, recibió este martes a los integrantes de la misión del Fondo Monetario Internacional, para iniciar las conversaciones en pos de cerrar un nuevo acuerdo de Facilidades Extendidas que le permita a la Argentina reestructurar los U$S 49.000 millones de deuda que heredó del convenio entre el gobierno de Mauricio Macri y el organismo que en ese entonces presidía Christine Lagarde.

En el Palacio de la Hacienda, el titular de la cartera económica se encontró con el representante argentino frente al FMI, Sergio Chodos, y los tres habituales participantes de las misiones de la entidad monetaria en el país: la directora adjunta del departamento del Hemisferio Occidental, Julie Kozack; el jefe de la misión para Argentina, Luis Cubeddu; y el representante residente del Fondo en el territorio nacional, Trevor Alleyne.

Ambas partes consideraron la cumbre como “productiva” y se espera que los técnicos del Fondo -que permanecerán durante dos semanas en suelo argentino-, continúen su trabajo y mantengan otros encuentros con autoridades económicas del país en los próximos días, como suelen ser sus reuniones con el titular del Banco Central, representantes de la oposición, empresarios y sindicalistas.

Los representantes del FMI fueron anoticiados de la decisión del Ejecutivo para aplicar un fuerte recorte en el Ingreso Familiar de Emergencia, que en diciembre bajará de $90.000 millones a $25.000 millones, y el programa ATP para abonar la mitad de los salarios de los empleados en empresas privadas, en lo que será el último pago de ambos subsidios, cuya implementación obedeció a mitigar el impacto económico de la pandemia.

Guzmán busca convencer a los enviados de que la Argentina va camino de realizar reformas, como la de la movilidad jubilatoria, que le permitirán reducir el déficit fiscal. En la ley de leyes que la Cámara de Senadores transformará en norma el jueves, prevé recortar el déficit primario al 4,5%. La Argentina aspira obtener un programa de Facilidades Extendidas para renegociar la deuda de U$S 44.000 millones de dólares, más unos U$S 5.000 millones de intereses, en un período de pago de entre cuatro años y medio y 10 años.

La Casa Rosada dio a conocer este lunes de qué manera pasarían a actualizarse los haberes previsionales, en un proyecto que deberá ser aprobado por el Congreso de la Nación y del que Juntos por el Cambio ya anticipó su rechazo. El presidente del interbloque de la oposición en Diputados, Mario Negri, aseguró que el Ejecutivo busca “ajustar a los jubilados”. La nueva fórmula contemplaría que las jubilaciones y pensiones vuelvan a ajustarse por salarios y recaudación, como ocurrió entre 2008 y 2017, sin tener en cuenta la inflación.

Por su parte, la CGT emitió hoy un comunicado en el que manifestó su preocupación por “medidas gubernamentales que exteriorizarían restricciones presupuestarias”, en tanto expresaron que “no es posible garantizar que el cambio de fórmula de actualización jubilatoria no perjudique a los beneficiarios del sistema previsional”.