Presupuesto 2020: acuerdo para postergar el tratamiento

El Canciller - Comentarios

El presupuesto 2020 que presentó el Gobierno propone un magro recorte del gasto público, así como una parte importante de la torta pública destinada al pago de deuda externa. Los distintos bloques de la Cámara de Diputados acordaron que el tratamiento sea postergado hasta después del 10 de diciembre, bajo la premisa de que lo más probable es que haya un cambio de gobierno. Desde el oficialismo consideraron que lo importante era cumplir con la presentación del proyecto.

 

Se va a empezar a debatir después de las elecciones y seguramente se aprobará después del 10 de diciembre”, expresaron a El Canciller fuentes del oficialismo en la Cámara Baja. De todos modos, el Gobierno apunta a que el mismo entre en discusión durante el proceso electoral, ya que consideran que apurará definiciones del plan económico que pìensa Alberto Fernández y tejerán un entramado de tensión en algunos sectores del Frente de Todos.

En contraste con las voces más “realistas”, el diputado nacional por Cambiemos Pablo Torello consideró que proyecto debe ser debatido “lo antes posible”, ya que “dejará un país encaminado”. “(El ministro de Hacienda, Hernán) Lacunza, fue muy sólido en decir cuál es la realidad. Por eso, es muy importante debatir rápidamente el proyecto. Y si hay acuerdo, se tiene que votar lo antes posible”, sostuvo el legislador.

Imagen

Desde la oposición cruzaron con los que buscan un debate apresurado. “Es ilógico debatir un presupuesto antes de que asuma un nuevo gobierno, más teniendo en cuenta los resultados de las PASO”, resaltaron desde el bloque kirchnerista en Diputados; y agregaron: “Históricamente funciona así en los cambios de gobierno. Se debate después de la elección o de la Asunción del nuevo presidente”.

Alberto Fernández también está atento a este debate. En declaraciones con El Destape, el candidato cosnideró que  la aprobación del Presupuesto para el año que viene “puede esperar“, ya que “es una discusión que debe darse a partir de una nueva realidad política que tiene chances de instalarse”. El dirigente opositor explicó que no leyó el proyecto que presentó este lunes en el Congreso el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, pero resaltó que, según escuchó, la iniciativa “tenía algunos errores”.

 En este sentido, destacó que la ley “debía presentarse a mediados de septiembre, como pasó”, pero opinó que su debate puede postergarse hasta después de las elecciones generales de octubre, cuando ya podría definirse si va a haber un nuevo Gobierno a partir del 10 de diciembre. Incluso en el caso de la reelección de Macri, la composición del Congreso no cambiaría demasiado.

[Leé también] Presupuesto 2020: las cinco claves del documento de Lacunza

En la presentación, Lacunza confirmó una caída de 2,6% del PBI para el 2019, una inflación de 53% y un superávit fiscal de un punto del producto. Para 2020, la economía crecería un punto porcentual, el dólar cerraría a $75 (con un promedio de $67) y la inflación caerá a 34%. Los datos más positivos de las cuentas oficiales son el mantenimiento del superávit en la balanza comercial, cuyos dólares se destinarán al pago de deuda. Tal es así que el costo de la deuda representará el doble que los servicios económicos (subsidios a los servicios públicos y fomento a la producción) y sólo será menor que el gasto social, de casi 4 billones, más del 70% del total.