Presupuesto 2019: sangra el bloque de Pichetto y persiste el reclamo de las provincias

El Canciller - Comentarios

La firma del dictamen del Presupuesto 2019 no logró bajar la tensión en el Senado y los días que faltan hasta el miércoles 14 estarán cargados de negociación y tironeos. Este martes, el oficialismo consiguió las firmas necesarias para avanzar con el proyecto y dejarlo listo para desembarcar en el recinto la semana que viene.

La reunión de la comisión de Presupuesto y Hacienda dejó al aire libre las internas en el bloque Justicialista que lidera Miguel Ángel Pichetto. Frente al ministro del Interior, Rogelio Frigerio, el senador por Formosa José Mayans lanzó duras críticas al jefe de la bancada por acompañar el proyecto oficial. Eso motivó un sonoro cruce que puso en jaque la continuidad del bloque y ya surgieron versiones sobre la posibilidad de que se desprenda parte del espacio para formar equipo con la ex presidenta Cristina Kirchner a partir del año que viene.

La discusión había comenzado la semana pasada, cuando tras la aprobación del Presupuesto en Diputados un grupo de ocho gobernadores decidió volver a la carga con el reclamo por el Fondo Sojero. La negativa de Pichetto a sumarse a ese pedido avivó la interna y tuvo su punto cúlmine este martes en el Senado.

“El ministro le dio instrucciones a los jefes de bancada para que llamen a sesión especial el miércoles que viene, para que no se pueda tratar el tema del Fondo Sojero, es una vergüenza”, lanzó el formoseño, luego de asegurar que hubo “aprietes” a gobernadores. Pichetto pidió la palabra para responder: “No lo puedo dejar pasar. A mí nadie me dio ninguna instrucción. Llamar a sesión especial, por lo que he leído en algunos diarios, es una idea del oficialismo”, enfatizó.

“Lo que pasa es que algunos quieren incendiar la pradera. Algunos gobernadores se compraron el traje cubano de la revolución”, enfatizó Pichetto.

Antes de esa pelea, el rionegrino le había pedido a Frigerio clarificar la situación del Fondo Sojero, a sabiendas de que Mayans y otros senadores de su bancada, instruidos por los gobernadores, intentarán derogar el decreto que eliminó ese dinero. Al respecto, el ministro del Interior remarcó la recuperación por parte de las provincias del 15% de la masa de recursos coparticipables que antes se destinaba a la Anses y que, según dijo, le reportó a los distritos “100 mil millones de pesos más”, una cifra similar a la del Fondo Sojero.

Aunque el dictamen esté firmado, la negociación no está cerrada y los mandatarios provinciales tienen previsto insistir. Además, apostarán a tratar el rechazo al DNU. Para bloquear esa movida el frente Cambiemos convocaría a una sesión especial -como dijo Mayans-, con el Presupuesto como único tema de agenda. Si fuera una sesión ordinaria, los senadores tendrían chance de discutirlo, ya que cuenta con una moción de preferencia.