Presupuesto 2019: analiza Macri una reconciliación con Massa para ablandar a un PJ que busca unidad

El Canciller - Comentarios

Las cartas políticas se están jugando en la partida del Presupuesto 2019. Mientras que el Presidente Mauricio Macri vuelve a mirar con buenos ojos al distanciado Sergio Massa, el ex intendente de Tigre quiere convencer al gobernador Verna de no ser tan duro con Cambiemos y unirse a un bloque unido en el que Camaño también colabora.

Los días de confrontación entre el macrismo y el massismo parecen haber quedado atrás. Con el nuevo panorama del Presupuesto, la cúpula del Gobierno quiere dar un paso adelante y dejar la soledad para asociarse a los bloques opositores y lograr aprobar lo impuesto por el FMI. Para eso, el primer aliado que intentan conseguir es Massa, y con él, el apoyo de un PJ que podría interesarle un arreglo.

Desde el oficialismo aseguran que la relación entre el presidente y el líder dle Frente Renovador se está gestando y próximamente habrá una foto que pruebe el reencuentro. Mediante Marcos Peña, Pichetto y Frigerio se está suavizando la situación que tuvo su pico de rispidez en 2016.

Mientras tanto, Massa opera desde su influencia para ablandar a los gobernadores más duros. Hoy se dirigirá a La Pampa, con la excusa de presentar su libro, y la intención de charlar con su viejo amigo Carlos Verna sobre las futuras negociaciones del “Gran Acuerdo Nacional”.

El gobernador de La Pampa es uno de los peronistas más críticos del Gobierno y plantea que ni siquiera se debería discutir con Cambiemos, ya que son los únicos que deberían hacerse cargo de la crisis.

En la previa de la posible reunión entre el líder del Frente Renovador y Macri, Massa viaja acompañado de Diego Bossio para mostrar la necesidad de un PJ unido.

Al mismo tiempo, habrá una segunda cumbre peronista en el norte. Graciela Camaño se dirige a Tucumán para convencer al gobernador Juan Manzur. La diputada contará con el apoyo del salteño Pablo Kosiner, de la bancada del gobernador Urtubey, en la misión de hacerle ver al referente tucumano de los beneficios de un apoyo por el Presupuesto.

Manzur es un objetivo más alcanzable que Verna, pero la coincidencia de ambas reuniones demuestra los movimientos del PJ dialoguista para conformar un bloque con los detractores de Cambiemos.

Nada le asegura al oficialismo que la unión de los gobernadores será duradera y se debate en los pasillos de la Casa Rosada que convendría: ¿seguir jugando al solitario o buscar el apoyo y caer en un PJ traicionero?