Presenta Clarín una encuesta con Cristina cada vez más cerca de Macri en un ballotage

El Canciller - Comentarios

Las encuestas están a la orden del día. En una campaña anticipada, los candidatos que irían en busca de la Presidencia en el 2019 reciben buenas y malas en una carrera motivada por el desencanto de la sociedad por la inflación y las tarifas y el rechazo al regreso del kirchnerismo al poder.

Sin embargo, el escenario que planteó Synopsis en el diario Clarín muestra a Cristina Fernández de Kirchner en alza que le pisa los talones en un ballotage con Mauricio Macri, quien iría en busca de la reelección en Cambiemos. ¿El plan que podría darle una sonrisa al oficialismo? La postulación de María Eugenia Vidal, quien superaría a CFK de una manera más holgada.

Sobre 1358 casos de la ciudad de Buenos Aires, el conurbano bonaerense y el interior, el relevamiento arrojó datos contundentes que Marcos Peña y Duran Barba anotan con atención en Balcarce 50. Si las elecciones fueran hoy, en una segunda vuelta ganaría Cambiemos (sea Macri o Vidal la candidata), aunque los detalles de los números no son para nada menor.

52% contra el 48%: Macri derrotaría a Cristina en un ballotage

La inflación y el desempleo, las principales preocupaciones de los argentinos, motivaron a aumentar el descontento por el Gobierno, que le saca cada vez menos ventaja a su inmediata perseguidora en un boca de urna anticipado.

Un 52% votaría a Macri, mientras que un 48% elegiría a CFK en un eventual ballotage. Cuatro puntos de diferencia que prendieron la luz de alarma en la Casa Rosada y alentaron las medidas urgentes de ir en busca de los votos de la clase media.

En cambio, si Cambiemos eligiera por Vidal como la candidata a Presidente, algo que no está en los planes de la propia gobernadora ni del actual mandatario, la diferencia sería más significativa. Vidal vencería a Cristina por 54,1 contra 45,9, respectivamente.

Las encuestas no son datos menores para el Gobierno, que está en un momento clave en el que necesita empezar a dar señales de recuperación y debe recuperar la confianza de sus votantes para sobrevivir en su camino hacia 2019. De fondo, asoman Cristina y su ilusión frente a un peronismo dividido y desorientado.