Prepara Bonadio los allanamientos a Cristina para corroborar los discursos de los arrepentidos

El Canciller - Comentarios

Después de que el Senado aprobara este miércoles por unanimidad el pedido de allanamiento de tres propiedades de la expresidente Cristina Fernández de Kirchner, la Justicia se prepara para realizar los procedimientos que encargó el juez federal Claudio Bonadio, quien lleva adelante la investigación de la causa de los cuadernos. La actual senadora y dirigente de Unidad Ciudadana había puesto algunas “condiciones” antes de aceptar ser allanada, pero la Cámara alta rechazó sus pedidos.

Los operativos se llevarán adelante durante la mañana del jueves. Se realizarán allanamientos en tres propiedades de Cristina: el piso que tiene en Recoleta, en la Ciudad de Buenos Aires; una casa en Río Gallegos y otra en Calafate, ambas en provincia de Santa Cruz. Si bien no se espera encontrar dinero o pruebas fehacientes de los delitos que se le adjudican a la expresidente, los procedimientos servirían para corroborar relatos de otros imputados que aseguraron haber pasado por uno o varios de los domicilios de la familia Kirchner.

Debido a que el debate en el recinto se extendió hasta pasadas las 20 horas, la vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti, postergó hasta esta mañana la comunicación oficial que debía ser entregada al juez Bonadio.

El magistrado cree que tener las pruebas necesarias para un eventual procesamiento de la expresidenta. En tanto, aún evalúa si pedirá otra vez una prisión preventiva para Cristina Kirchner. Sería la segunda vez que el juez hace esta petición: ya dictó una preventiva contra CFK por la causa del encubrimiento de Irán en la causa AMIA.

Sin embargo, las disposiciones de Bonadio encuentran resistencia en el bloque de Argentina Federal, dirigido por el senador por Río Negro Miguel Ángel Pichetto, quien ayer le aseguró a Cristina que “podrá ser candidata” en las próximas elecciones ya que en Argentina rige el principio de presunción de inocencia.

En su discurso en el Senado, Cristina desestimó las acusaciones en su contra y argumentó que será la primera senadora en la historia en ser allanada. Con respecto a la investigación, apuntó contra la gran cantidad de imputados colaboradores. “¿Creen que los arrepentidos están diciendo la verdad?”, cuestionó, en tanto que aseguró que la Justicia se está utilizando como “un instrumento de persecución política” y calificó a Bonadio como “un títere”.