Preocupa a Negri la mala imagen de Macri en Córdoba y, por ahora, evita las fotos

El Canciller - Comentarios

La imagen negativa de Macri en la provincia de Córdoba es la peor desde que comenzó su presidencia, según dos recientes sondeos, y el candidato oficialista a la gobernación, Mario Negri, carga con un peso extra en la campaña: además de los votos que le resta Ramón Mestre, el candidato de la UCR, deberá lidiar con los que también pueda llegar a restarle el hecho de haberse pegado tanto a la figura del mandatario.

Según D’Alessio/IROL – Berensztein, la imagen negativa de Macri pasó de 45 al 46 por ciento entre marzo y febrero y, si bien no representa un incremento considerable en términos porcentuales, por primera vez el diferencial dejó de ser positivo. Es, de hecho, la peor medición desde que asumió la presidencia en una provincia que fue determinante para que pudiera triunfar en el ballotage de 2015 contra Daniel Scioli.

La desaprobación de la gestión es mucho más alta y alcanza el 60%, aunque al menos el derrumbe se detuvo y está en los mismos niveles que el mes pasado. El dato es relativamente similar al que muestra una encuesta de Gustavo Córdoba y Asociados, que le da una desaprobación del 66,5% y una aprobación de apenas el 33,1% en la capital de la provincia.

El dato que preocupa al candidato de Córdoba Cambia es que la desaprobación es mayor que a nivel nacional, donde de hecho el presidente mejoró de manera considerable: pasó de un 70% de valoración negativa en febrero a un 63% en marzo. La positiva, sin embargo, no creció al mismo ritmo: pasó de 31 a 33%.

En los últimos días, Negri decidió mantenerse al margen del tironeo entre la UCR y el PRO. A pesar de ser uno de los referentes del “radicalismo amarillo”, no salió a responderles a sus correligionarios más antimacristas y se concentró cien por ciento en la campaña de Córdoba, que ya representa una misión difícil: debe vencer al actual gobernador, Juan Schiaretti, y a Mestre, un rival “interno” que amenaza con restarle votos. En las redes, solo se limitó a retuitear un tuit de la cuenta oficial de Cambiemos con una declaración de Macri, pero evitó las fotos y las referencias al presidente.