Posibles penas, boliche clausurado y ruedas de reconocimiento por el crimen de Fernando

Este miércoles empezaron las ruedas re reconocimiento entre testigos y acusados. Las miradas están puestas en las posibles condenas que enfrenten los rugbiers.
El Canciller - Comentarios
@luis Alejandro Ahora ,para salvar el jopo,...

Este miércoles comenzaron las ruedas de reconocimiento que pusieron cara a cara a los diez acusados del asesinato de Fernando Báez Sosa, a los amigos de la víctima y a Pablo Ventura -el único liberado tras comprobarse que al momento del hecho estaba en Zárate-.

El primer imputado en pasar por la rueda fue Máximo Thomsen, imputado como coautor del delito de homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas y alevosía.

Los diez rugbiers fueron trasladados al Centro de Convenciones de Villa Gesell “Néstor Kirchner” hoy temprano. En ese lugar se llevarán adelante las ruedas, las cuales tienen como fin determinar qué rol tuvo cada uno de los involucrados. Por tal motivo, los amigos de Fernando tendrán que indicar a quienes recuerdan como los responsables del crimen.

Mientras que los imputados pasarán de a uno -junto a otras tres personas que son parecidas físicamente-, los 11 testigos entrarán solos. También las ruedas se harán mañana, el lunes y el martes de la próxima semana.

Ayer por la tarde, los familiares de los diez acusados pudieron verlos, ya que las visitas son los sábados y los miércoles, de 14 a 17 horas. Los jóvenes están detenidos desde el domingo pasado. Por lo cual, el primer día de visita fue recién ayer. Por ahora, cinco detenidos se encuentran alojados en la Comisaría 2da. de Villa Gesell y los otros cinco en la 1ra. de Pinamar.

Luego de las ruedas de reconocimiento, se estima que la fiscal del caso Verónica Zamboni -titular de la Fiscalía Nro. 6 de Villa Gesell- solicite para todos los acusados las prisiones preventivas ante el juez del caso, David Mancinelli.

Clausura de Le Brique post marcha

A su vez, anoche -y a cinco días del asesinato- la policía bonaerense clausuró el boliche Le Brique. El Ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, Sergio Berni controló el operativo. El cierre del local bailable fue por violar el artículo 5 de la ley de Nocturnidad 14.050, que prohíbe la venta, expendio o suministro de bebidas alcohólicas en vasos, copas o similar, que superen los 350 mililitros de capacidad.

Asimismo, el boliche Pueblo Límite violó el artículo 3 de la mencionada norma, que establece el horario de ingreso hasta las 2 de la madrugada y dispone que a las 5.30 horas los boliches deben cerrar. El titular de la cartera de seguridad estuvo 20 minutos en el establecimiento junto al intendente Gustavo Barrera. Los funcionarios controlaron si las salidas de emergencias estaban habilitadas.

Antes de la clausura de Le Brique, decenas de personas habían realizaron una marcha de silencio en Villa Gesell en conmemoración a Fernando y para pedir el cierre del boliche. La misma se gestó a través de las redes sociales y fue cuando los auto convocados comprobaron que el local bailable había funcionado el sábado a la noche, menos de 24 horas después del crimen del joven.

Además, hoy a las 18 horas habrá otra marcha pacífica en la puerta de la casa en la que vivía Fernando en Recoleta. Su novia, Julieta Rossi, la convocó. El joven vivía en Avenida Pueyrredón 1879, allí su papá trabaja como encargado del edificio. A su vez, Rossi empapeló todo el barrio porteño con el único pedido: “Justicia por Fernando”.

El velatorio fue en el Colegio Marianista porque Fernando había sido alumno.

Las posibles penas que enfrentan los acusados

“Para nosotros los diez acusados son coautores del homicidio porque se pusieron de acuerdo para matar a Fernando”, sostuvo el socio de Fernando Burlando, Fabián Améndola. El estudioasumió la querella de la familia, luego de que Burlando se contactó con la familia de la víctima porque lo habían mencionado. Es que el joven estudiante de Derecho cuando aprobó el CBC le dijo a su madre: “Ya está ma, voy a ser abogado, voy a ser como Fernando Burlando”.

La familia de la víctima le pidió a sus letrados que “los responsables sean castigos con la máxima pena que se establezca para el delito correspondiente” y que “el crimen de Fernando sirve para que no vuelva a pasar de nuevo”, relató Améndola a TN .

Hasta el momento, Máximo Thomsen y Ciro Pertossi están imputados como coautores del delito de homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas y alevosía (artículo 80 incisos 2 y 6 del Código Penal). Mientras que los otros ocho rugbiers como partícipes necesarios (Lucas Pertossi, Alejo Milanessi, Ayrton Viollaz, Máximo Thomsen, Ciro Pertossi, Matías Benicelli, Enzo Comelli, Juan Pedro Guarino, Luciano Pertossi y Blas Cinalli).

En el caso de que recaiga condena sobre los jóvenes por esas calificaciones legales, la pena por homicidio doblemente agravado sería la misma para todos: prisión perpetua.

La estrategia de los rugbiers

La defensa de los implicados en el asesinato está asumida por Hugo Tomei. Llegado el momento, podría solicitar que sus defendidos sean absueltos o quizás solicite una pena menor, como la correspondiente por homicidio preterintencional, delito está previsto en el Código Penal, que es un atenuante para la pena. Dispone que “se produce cuando una persona quiere dañar a otro, pero lo mata, aunque el medio utilizado no debería provocar el deceso”. La sanción es de uno a tres años de cárcel, es decir, excarcelable.

En principio la causa estaba caratulada como homicidio en riña. Sin embargo, el abogado descartó la posibilidad de que los jóvenes sean imputados -si se cambia la calificación- por ese delito. En el artículo 95 del Código Penal se establece la riña implica que más de dos personas provoquen la muerte de otro individuo o lesiones graves o gravísimas. A su vez, cuando no se determine quién causó el daño, “se tendrá por autores a todos los que ejercieron violencia sobre la persona del ofendido”. La pena prevista es de dos a seis años de prisión en caso de muerte. Mientras que establece uno a cuatro años de cárcel para el caso de lesión.